• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Tan solo en el último mes, cerca de 9.000 centroafricanos llegaron a Camerún, Chad y la República del Congo.

Tan solo en el último mes, cerca de 9.000 centroafricanos llegaron a Camerún, Chad y la República del Congo. | Foto: Twitter: ACNUR

Publicado 15 enero 2021


Blogs



Según la Acnur serían más de 60.000 personas quienes huyen de la RCA a un ritmo que duplica al de hace una semana.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) informó este viernes que cerca de 60.000 personas han huido de la República Centroafricana (RCA) a países vecinos desde diciembre, el doble que hace una semana, debido a la violencia a manos de grupos armados que rechazan los resultados electorales del pasado 27 de diciembre.

LEA TAMBIÉN: 

ONU: Cifra de refugiados y desplazados supera los 80 millones de personas

El portavoz de ACNUR, Boris Cheshirkov, en un comunicado dijo que "la mayoría de ellas huyeron a la República Democrática del Congo (RDC), cruzando el río Ubangui, donde el número de llegadas superó los 50.000 después de que 10.000 refugiados centroafricanos llegaran en un solo día, el 13 de enero".

Tan solo en el último mes, cerca de 9.000 centroafricanos llegaron a Camerún, Chad y la República del Congo, y cerca de 58.000 han sido forzados a desplazarse en el interior del país. Además, Acnur y sus socios están reuniendo información sobre los posibles abusos cometidos por estos grupos armados, incluyendo "violencia sexual, ataques a votantes y saqueos", señaló en el comunicado la agencia de la ONU.

El pasado 13 de enero, grupos armados que rechazan la reelección del presidente Faustin-Archange Touadéra trataron una vez más de tomar la capital del país, Bangui, en un ataque repelido por el Ejército, tropas rusas y ruandesas y la misión de la ONU en el país (Minusca), en el que murió un casco azul.

Los resultados de los pasados comicios tampoco son aceptados por los grupos de la oposición, ya que consideran que las elecciones no constituyeron una "expresión de la voluntad del pueblo" al permanecer más del 40 por ciento de los centros de votación cerrados por motivos de seguridad.

La RCA vive un escenario de violencia sistémica desde finales de 2012, cuando una coalición de grupos rebeldes procedente del noreste de mayoría musulmana -los séléka- tomó Bangui y derrocó al presidente François Bozizé tras diez años de Gobierno (2003-2013), con lo cual se inició una cruenta guerra civil.

Como resistencia contra los ataques de los séléka se formaron entonces milicias cristianas antiBalaka que, como el primer grupo, terminaron fragmentadas en una miríada de facciones armadas.

A día de hoy, y pese a la firma de un acuerdo de paz en febrero de 2019, todavía dos tercios del país —rico en diamantes, uranio y oro— están controlados por milicias.

Según Touadéra, muchas de estas milicias y grupos armados están apoyados por el expresidente Bozizé quien, sin embargo, lo niega, quien en las elecciones respaldó al opositor Anicet Georges Dologuelé, derrotado con un 21 por ciento de los votos. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.