• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Argentinos reclamaron este jueves frente a la Cancillería de Argentina por la soberanía del territorio.

Argentinos reclamaron este jueves frente a la Cancillería de Argentina por la soberanía del territorio. | Foto: Hispan TV

Publicado 3 enero 2019

El Gobierno de Mauricio Macri ha cerrado acuerdos con el Reino Unido que ponen en peligro la soberanía argentina sobre las Malvinas.

Un 3 de enero de 1833 las Islas Malvinas fueron ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población argentina establecida allí legítimamente.

El ataque fue dirigido por el capitán británico John James Onslow, quien izó la bandera inglesa y deportó a los antiguos pobladores a la Argentina. Desde entonces, las islas están ocupadas ilegalmente por Reino Unido.

Sin embargo, desde la restauración de la democracia en Argentina en 1983, el país suramericano ha emprendido numerosas iniciativas para recuperas las Malvinas por vías legales. Lucha que ha retroceso desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia.

Argentina es apoyada por la mayor parte de la comunidad internacional en su reclamo, como el Grupo de los 77 y China.

Además, las Naciones Unidas reconocen la existencia de una situación colonial en las Islas Malvinas y las define como territorio no autónomo, cuya soberanía es reclamada por Argentina.

Retrocesos en el reclamo de las Malvinas 

En entrevista para teleSUR, el profesor de relaciones exteriores de la Universidad de La Plata y miembro del grupo social Quebracho, Facundo Escobar, afirmó que el Gobierno de Mauricio Macri está llevando una política diametralmente opuesta a la del kirchnerismo en relación a las Islas Malvinas.

Facundo Escobar aseguró que el Estado argentino está cediendo el derecho no solo de tres islas sino sobre más de tres millones de kilómetros cuadrados y los recursos naturales y minerales existentes en la zona.

En septiembre de 2016, Macri firmó una declaración con el Reino Unido para promover el intercambio comercial y más vuelos a las islas. De esta forma, fue reeditada la fórmula del paraguas del expresidente Carlos Menem (1989-1999), que establecía "estrategias" para abrir una negociación por soberanía, que nunca se logró.

El decreto firmado por Macri no incluyó ninguna protesta por la existencia de una base militar británica, en contradicción con la resolución de Naciones Unidas que prohibe acciones inconsultas.

Asimismo, durante su mandato Macri ha olvidado en reiteradas ocasiones el reclamo por la soberanía de las Malvinas.

En septiembre de 2018, durante la Asamblea General de Naciones Unidos, intentó reparar su falla, pero no supo pronunciar el nombre de una de las islas. Mientras daba su discurso ante los líderes de la ONU, Macri dijo "Sánguches" del Sur", lo cual le valió múltiples críticas en su país.

Poco después, el 30 de noviembre, Macri se reunió con la primera ministra británica Theresa May en el marco de la Cumbre del G-20. Los mandatarios  se comprometieron a fortalecer el vínculo comercial entre el Reino Unido y el Mercosur, pero nunca hablaron de la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.

May, por su parte, dijo: "Tengo claro que nuestra posición sobre la soberanía de las Malvinas no ha cambiado. Pero lo que ha cambiado en los últimos meses es que hemos visto mejores relaciones con Argentina".

El 3 de diciembre, Macri se refirió al encuentro con May y expresó que "la reunión fue bajo el entendimiento de que los reclamos históricos permanecen y que nadie renuncia a ellos, y seguiremos batallando y discutiendo y poniendo el tema sobre la mesa".

El mandatario alegó que los reclamos por la soberanía "es mucho mejor" que se den "manteniendo una relación" positiva.

Presencia militar 

Gran Bretaña instaló en las islas la base de Mount Pleasant con 1.500 efectivos militares destacados y otros 1.500 de carácter rotativo, la mayor instalación militar en el atlántico sur.

La base posee 1.200 efectivos militares, misiles de tierra y aviones caza, entre otros equipos.

El Gobierno argentino detalló que "las instalaciones británicas en Malvinas comprenden la base de la Real Fuerza Aérea de Monte Agradable, la cual cuenta con dos pistas aéreas y se encuentra ubicada a menos de 50 kilómetros de Puerto Argentino y las instalaciones portuarias de aguas profundas de Puerto Yegua".

De acuerdo al analista Facundo Escoba la base está al servicio de la  Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de la que recibe fondos, aviones, barcos y un submarino nuclear, que representa una clara amenaza para la soberanía argentina y otras naciones del continente americano.

Amenaza para Latinoamérica

En opinión de Facundo Escobar la base de Mount Pleasant representa un puesto de avanzada para las fuerzas de la OTAN y el Reino Unido sobre todo cuando América Latina vive un proceso de restauración de la derecha y el neoliberalismo.

Escobar detalló que EE.UU. mantiene una presencia militar en Colombia, Chile y el mar Caribe con el Comando Sur, por solo mencionar tres casos. Para el analista el objetivo no es otro que facilitar la apropiación de recursos naturales y facilitar el despliegue de las fuerzas militares intervencionistas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.