• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Uno de los mayores temores de los manifestantes es que el proyecto habitacional empeore la situación de las reservas de agua que sufre la capital hondureña.

Uno de los mayores temores de los manifestantes es que el proyecto habitacional empeore la situación de las reservas de agua que sufre la capital hondureña. | Foto: La Prensa Honduras

Publicado 9 septiembre 2019

Las protestas van contra el autorizo de urbanización emitido por las autoridades para construir residencias de lujo cerca del parque nacional La Tigra.

Este lunes miles de hondureños salieron a las calles en las comunidades capitalinas de El Chimbo, El Hatillo y El Guanábano, en la periferia este de la capital, Tegucigalpa, para protestar contra la construcción del proyecto habitacional “Residencial Bosques de Santa María”, una comunidad de lujo en las faldas del parque nacional La Tigra, proyecto que puede perjudicar los recursos naturales de zona.

LEA TAMBIÉN:

Asesinan a dirigente de la comunidad garífuna en Honduras

Los manifestantes, que comenzaron las protestas durante las primeras horas de la mañana de este lunes, bloquearon las vías de acceso y se pronunciaron en defensa del medio ambiente y la conservación del agua, amenazados por el proyecto inmobiliario.

El propósito de la manifestación es obligar a las autoridades a desistir de la edificación de inmuebles en la zona del parque nacional, pues La Tigra es una de las principales zonas verdes de la ciudad de Tegucigalpa.

Durante la protesta, los participantes fueron reprimidos por agentes antidisturbios de la policía con mansalva y gases lacrimógenos sin importar, ignorando la presencia de personas de la tercera edad y niños, según denunciaron los pobladores.

La violencia generada por las fuerzas policiales recibió respuesta de los vecinos de las zonas, quienes se unieron a la protesta y se defendieron con piedras, llantas y palos. Según algunos de los manifestantes, las protestas seguirán hasta que se desestime el proyecto habitacional, destinado a personas de altos ingresos.

El vocero de la policía, Edgardo Barahona, justificó el uso de gases tóxicos con la negativa de los manifestantes de liberar una vía de acceso de vehículos.

El proyecto constructivo dañaría las reservas de aguas y bosques que atesora la región, afectando el ecosistema del lugar y disminuyendo la disponibilidad de recursos naturales, pues, según denuncian grupos ambientalistas, un 20 por ciento del terreno total de la inmobiliaria entra en la zona de amortiguamiento de La Tigra.

La capital hondureña enfrenta una severa crisis con el abastecimiento de agua, ya que las principales represas de la ciudad tienen muy bajos niveles del vital líquido. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.