• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La despedida de duelo de las víctimas del crimen de Barbados se convirtió en un multitudinario tributo realizado el 15 de octubre de 1976 en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana.

La despedida de duelo de las víctimas del crimen de Barbados se convirtió en un multitudinario tributo realizado el 15 de octubre de 1976 en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana. | Foto: Escambray

Publicado 6 octubre 2020


Blogs



Este 6 de octubre se cumplen 44 años del sabotaje contra un avión de Cubana de Aviación en que murieron 73 personas.

El 6 de octubre de 1976 se produjo la explosión, en pleno vuelo, de la aeronave CU-455 de Cubana de Aviación como consecuencia de un atentado orquestado por los terroristas de origen cubano Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila.

LEA TAMBIÉN

Cuba denuncia en ONU recrudecimiento del bloqueo ante pandemia

El avión se dirigía desde la isla de Barbados a la de Jamaica, con destino final en La Habana, la capital cubana. Las 73 personas que viajaban a bordo de la aeronave fallecieron como consecuencia del atentado, en el que se considera uno de los más brutales actos terroristas ejecutados por personas al servicio de la CIA en contra de la Revolución cubana que triunfó el 1 de enero de 1959.

Entre las 73 personas asesinadas, se encontraban 57 cubanos, 11 guyaneses y cinco coreanos. Para la explosión, sus perpetradores utilizaron dos bombas a base de dinamita o explosivo C-4.

El crimen se preparó en la ciudad de Caracas (Venezuela). Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila contrataron a los venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo para colocar las bombas dentro del avión.

Ricardo y Lugo fueron detenidos y procesados por las autoridades venezolanas, que los condenaron a 20 años de prisión en su condición de "autores materiales" del hecho. Por su parte, Orlando Bosch fue detenido en un inicio y tras presuntos defectos técnicos quedó absuelto.

Posada Carriles estuvo detenido durante ocho años en una cárcel venozolana, a la espera de una sentencia definitiva. Sin embargo,  el 18 de agosto de 1985 logró huir de la Penitenciaria General de Venezuela (PGV). 

El pueblo cubano rindió homenaje a las víctimas del sabotaje terrorista contra el avión de Cubana de Aviación / Foto: Cubasí

La fuga ocurrió a partir de un plan financiado desde Miami (sureste de Estados Unidos). 

Más de 60 años de agresiones contra Cuba

Desde que se produjo el triunfo de la Revolución cubana, el 1 de enero de 1959, la política de los Estados Unidos hacia la isla caribeña se caracterizó por la hostilidad y la agresión constantes.

El primer episodio de hostilidad por parte del Gobierno de los Estados Unidos contra la joven Revolución se produjo el propio 1 de enero. El país norteño recibió y ofreció asilo en su territorio a decenas de asesinos y torturadores que huyeron ese día de Cuba.

Con la entrada de la Caravana de la Libertad a la capital de Cuba, La Habana, se puso fin al dominio que por más de medio siglo ejercieron los EE.UU. / Foto: Radio Rebelde

Desde abril de 1960, con la imposición del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba; las sucesivas administraciones presidenciales de los Estados Unidos persiguen causar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno cubano.

Oficialmente se ha calculado un costo acumulado, valorado a precios corrientes para casi seis décadas, de 138.843.000.000 de dólares. Las pérdidas para 2018 se calcularon en 4.343.000.000 de dólares.

A los intentos por asfixiar económicamente a la Revolución cubana, deben sumarse los atentados, agresiones militares, sabotajes, actos terroristas, introducción de enfermedades, entre otros. Estas acciones, han dejado 3.478 cubanos muertos y otros 2.099 incapacitados.

 

Posada Carriles: terrorismo e impunidad

La Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés), ha ofrecido datos sobre las actividades de su agente Luis Posada Carriles. En julio de 1964, Posada aparece como jefe de un campamento paramilitar del grupo terrorista Junta Revolu­cio­naria en el Exilio (JURE) en Florida central.

La propia Agencia da cuenta de la activa participación de Posada en el contrabando de armas y explosivos y otros actos subversivos en la región del Caribe. Para enero de 1965, se ubica como miembro de la tripulación del buque "Venus" en la República Dominicana, perteneciente a la flota marítima de la CIA, que fue empleada en operaciones de infiltración y terrorismo contra Cuba.

Como antecedente del crimen de Barbados, Posada Carriles y su cómplice Orlando Bosch participaron en la creación del grupo terrorista Coordinación de Organizaciones Revolucio­narias Unidas (CORU), en junio de 1976. 

El CORU se creó en la República Domini­cana, a instancias de la CIA. Documentos desclasificados  por los Estados Unidos, muestran que los servicios de Inteligencia de ese país conocían las intenciones del CORU de hacer explotar un avión civil cubano en el aire.

Entre las víctimas del crimen de Barbados, se encontraban jóvenes deportistas cubanos, artistas norcoreanos y estudiantes guyaneses. / Foto: Cubadebate

Posada Carriles estuvo activamente involucrado en la Operación Irán-Contras en Centroa­mérica. El Gobierno de los EE.UU. lo destinó para el avituallamiento aéreo a la Contra nicaragüense, la organización logística de los suministros y la atención a todo el personal involucrado en la operación.

En 1997 organizó una serie de atentados con bombas contra hoteles y otras instalaciones turísticas de La Habana, capital de Cuba. Para ello, reclutó terroristas como el salvadoreño Raúl Ernesto Cruz León.  

En una de esas acciones, perpetrada el 4 de septiembre en el hotel Copacabana, murió el joven italiano Fabio Di Celmo, de 32 años de edad. Estos sabotajes terroristas dejaron saldo de un muerto y siete personas heridas, además de cuantiosos daños materiales en los inmuebles.

Posada Carriles fue señalado como el organizador de los atentados con bombas contra hoteles e instalaciones turísticas en Cuba durante 1997, que culminaron con varias personas heridas y la muerte del joven italiano Fabio di Celmo. / Foto: Radio Vertientes

En noviembre del 2000, durante la celebración de la X Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado en Panamá, Posada Carriles conspiró para asesinar al presidente cubano Fidel Castro durante un encuentro internacional con estudiantes.

Posada fue detenido junto a otros connotados criminales de origen cubano por estos hechos. Tras un dilatado proceso penal fueron condenados por el intento de atentado con explosivos contra la vida de Fidel Castro y los miles de estudiantes panameños que se congregaron.

Sin embargo, el 26 de agosto de 2004 los terroristas fueron indultados por la entonces presidenta de Panamá, Mireya Moscoso. En una operación relámpago, la madrugada de ese día fueron enviados dos aviones ejecutivos al Aeropuerto Internacional de Tocumen, en la capital panameña, a recoger a los implicados en el atentado y trasladarlos a Honduras y Miami. 

El 31 de mayo de 1999, organizaciones de la sociedad civil en nombre del pueblo de Cuba interpusieron una Demanda al Gobierno de Estados Unidos por daños humanos. / Fuente: Gobierno de Cuba.

El 13 de abril de 2005, Posada Carriles pidió asilo político en los Estados Unidos a través de su abogado.  El 17 de mayo del propio 2005, Posada Carriles fue detenido por delitos "migratorios".

Tras una farsa judicial y pese al continuo reclamo del pueblo y Gobierno cubanos de hacer justicia ante los actos terroristas cometidos contra la Mayor de las Antillas, Luis Posada Carriles murió impunemente en Miami (Florida) el 23 de mayo de 2018. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.