• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los campesinos se encuentran sitiados y sin alimentación en protesta a las acciones violentas por parte de la Policía.

Los campesinos se encuentran sitiados y sin alimentación en protesta a las acciones violentas por parte de la Policía. | Foto: Brasil do Fato

Publicado 13 agosto 2020


Blogs



La Policía militar del estado intenta desalojar a 450 campesinos del Campamento Quilombo Campo Grande.

El Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) denunció este jueves el uso de la fuerza por parte de la Policía militar que pretende desalojar a unos 450 campesinos del Campamento Quilombo Campo Grande en el estado brasileño de Minas Gerais.

LEA TAMBIÉN: 

Evo pide a Gobierno de facto boliviano cumplir acuerdos con Rusia

La organización también señala la responsabilidad del gobernador del estado, Romeu Zema, por no haber mediado de forma más enérgica e inmediata en el conflicto.

Asimismo, los abogados del MST presentaron una solicitud al Tribunal Superior de Justicia (STJ, por sus siglas en portugués) para revertir la orden de desalojo.

Dirigentes de la organización han hecho un llamado a la sociedad de Minas Gerais, Brasil y el mundo para que apoye a las familias desalojadas por las fuerzas policiales sin tener en cuenta la crítica situación que vive el país suramericano por la pandemia de la Covid-19.

Por su parte, los campesinos permanecen en vigilia para evitar el desalojo iniciado en la madrugada de este miércoles por parte de las fuerzas policiales del estado.

“Seguimos aquí, de guardia. Estamos sitiados por la Policía. Ayer teníamos aquí un aparato de más de 150 policías. Llegaron más de veinte coches de Policía para reforzar. Estamos aquí en resistencia. Queremos denunciar la cobardía del Gobierno de Zema”, afirmó uno de los campesinos desalojados.

La Policía militar ha informado que utilizará el batallón de choque, la tropa más represiva, contra los campesinos, quienes se encuentran sitiados y sin alimentación, en protesta a las acciones violentas que se desencadenaron esta jornada. 

Medios de prensa nacionales reportan que las autoridades policiales incendiaron durante esta jornada una escuela y una vivienda colectiva que alojaba a tres familias para obligar a los campesinos a dejar la zona.

Zema declaró a través de su cuenta oficial en la red social Twitter que su equipo de trabajo estaba a favor de posponer el desalojo. No obstante, las fuerzas policiales permanecieron en el lugar y la angustia volvió a las familias.

De acuerdo con información oficial, la Secretaría de Estado de Desarrollo Social remitió la solicitud de suspensión del desalojo al distrito de Campo Gerais, que a su vez no aceptó la solicitud, por lo que las acciones de desalojo se mantuvieron.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.