• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, toma juramento al general retirado de la Policía, Cluber Aliaga.

El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, toma juramento al general retirado de la Policía, Cluber Aliaga. | Foto: @MininterPeru

Publicado 3 diciembre 2020


Blogs



El nombramiento de Cluber Aliaga ocurrió luego de la renuncia de Rubén Vargas a dicha cartera por la oposición a la reforma policial.

El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, juramentó este miércoles al general retirado de la Policía Cluber Aliaga Lodtmann como nuevo ministro del Interior, horas después de la renuncia de Rubén Vargas a esa cartera por la reforma de la Policía Nacional del Perú (PNP).

LEA TAMBIÉN:

Ministro de Interior de Perú presenta carta de renuncia

Cluber Aliaga, llegó a ocupar el cargo de jefe de la Región Policial del Callao. En el año 2016, el entonces ministro del Interior, Carlos Basombrío, ordenó su pase al retiro, junto con otros 38 generales.

El general retirado de la Policía ingresa en el gabinete un día antes de que la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, se presente ante al Congreso para pedir el voto de confianza al Ejecutivo formado hace apenas dos semanas.

La renuncia de  Rubén Vargas a la cartera de Interior se produce bajo un contexto de malestar entre exjefes militares y policiales, por la forma en que el gobierno pretende reformar a la policía.

En su misiva, Vargas defendió los ceses de la cúpula policial y resaltó que se hicieron para que la policía recupere la confianza de la ciudadanía.

El presidente interino de Perú ordenó el 24 de noviembre una reforma policial para lo cual nombró un nuevo jefe en la institución y dio de baja a 18 generales.

Los cambios se presentaron como reacción gubernamental a la violenta represión contra manifestantes que dejó dos jóvenes muertos y más de un centenar de heridos durante las protestas del 14 de noviembre contra el gobierno de Manuel Merino, que duró solo cinco días.

Tras el cambio ministerial, quedaron en suspenso la situación de la reforma iniciada y la posición del general César Cervantes como comandante general de la Policía, cuyo retiro es reclamado por los detractores del ministro renunciado.

Convocatorias anónimas habían llamado por redes de Internet a un paro policial de 48 horas desde mañana, contra el retiro de los generales y contra la designación de Cervantes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.