• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La cremación de los restos del expresidente peruano se realizó en una ceremonia privada en el cementerio Mapfre de Huachipa de Lima (capital).

La cremación de los restos del expresidente peruano se realizó en una ceremonia privada en el cementerio Mapfre de Huachipa de Lima (capital). | Foto: Reuters

Publicado 19 abril 2019



Durante todo el jueves, decenas de militantes apristas acudieron al velorio del exmandatario para rendirle un homenaje de despedida.

La cremación de los restos del expresidente de Perú, Alan García, se realiza este viernes en una ceremonia privada en el cementerio Mapfre de Huachipa, ubicado en Lima (capital).

LEA TAMBIÉN:

Lo que debe saber del caso Odebrecht en Perú

Medios locales reseñaron que solo fue permitido el acceso a familiares, amigos cercanos y congresistas del Partido Aprista Peruano (PAP), del cual era líder García.

El exmandatario se quitó la vida el pasado miércoles cuando iba a ser detenido por su vinculación a presuntos hechos de corrupción en el marco de la investigación que se realiza en el país sobre el caso Odebrecht.

El PAP difundió horas antes el programa de exequias del exmandatario, que comenzó a las 10:00 hora local (15:00 GMT) con un homenaje de despedida en la Casa del Pueblo de la sede partidista. A las 13H00 (hora local), los restos del expresidente (1985-1990 y 2006-2011) fueron trasladados al cementerio para proceder a su cremación.

Durante el jueves y hasta casi la medianoche, decenas de simpatizantes del aprismo acudieron a la Casa del Pueblo para despedirse de García.

El expresidente era investigado por presuntamente haber recibido sobornos de parte de la constructora brasileña Odebrecht, a cambio de contratos públicos.

Carta de Alan García

En el velatorio, la hija del exjefe de Gobierno, Luciana García Nores, leyó una carta dejada por su padre antes del suicidio y en la cual reitera su inocencia, así como reitera que cometió la acción en desprecio hacia sus adversarios.

"Le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones; a mis compañeros, una señal de orgullo. Y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios porque ya cumplí la misión que me impuse", refiere parte de la misiva.

García destacó las dos ocasiones en las que asumió la Presidencia de Perú por su partido y aseguró que "esa fue la misión de mi existencia, teniendo raíces en la sangre de ese movimiento".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.