• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Autoridades del Vaticano aplicarán "tolerancia cero" a sacerdotes y demás representantes de la iglesia católica que estén involucrados en casos de abusos sexuales.

Autoridades del Vaticano aplicarán "tolerancia cero" a sacerdotes y demás representantes de la iglesia católica que estén involucrados en casos de abusos sexuales. | Foto: La Prensa

Publicado 13 octubre 2018

El papa Francisco expulsó a los curas José Francisco Cox Huneeus y Marco Antonio Órdenes Fernández, ambos implicados en casos de abusos sexuales a menores de edad. 

El Vaticano informó este sábado que el papa Francisco expulsó a dos obispos chilenos implicados en casos de abusos sexuales.

Los destituidos son José Francisco Cox Huneeus, de 85 años, quien se desempeñaba en la ciudad de La Serena, y Marco Antonio Órdenes Fernández, de 54 años quien laborada en Iquique, ambas ciudades al norte del país.

>Papa destituye a Fernando Karadima acusado de abuso sexual

La información fue tomada por el sumo pontífice el pasado jueves 11 de octubre y trasmitida a los dimitidos este sábado como una "decisión tomada por el papa Francisco que no admite recursos".

El Vaticano detalla que los obispos fueron destituidos de su estado clerical luego de haber sido sometidos a un proceso investigativo por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que consideró culpables a ambos sacerdotes.

 

Cox se encontraba retirado en un monasterio en Alemania luego de que surgiesen las acusaciones en su contra y mientras era sometido al proceso de investigación.

Órdenes ya había presentado su renuncia en 2012 por estar involucrado en estos casos, pero continuaba siendo investigado, hasta ahora, que fue dimitido por la iglesia. 

>Vaticano acepta renuncia del arzobispo Wuerl por encubrir abusos sexuales

Los anuncios del papa coincidieron con la visita a Italia del presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien declaró que este tema fue tratado por ambos, en una conversación "sobre la situación difícil que vive en este momento la iglesia en Chile. Compartimos la esperanza de que la iglesia pueda vivir un verdadero renacimiento y recuperar el cariño y la cercanía de pueblo de dios”.

Tras esto, el Vaticano reconoce la "dolorosa herida de los abusos a menores, subrayando el compromiso de todos en la colaboración para combatir y prevenir la comisión de estos crímenes y su ocultamiento".

Con esta decisión, el papa brinda un mensaje claro a la comunidad católica y al mundo en general, y es que este tipo de casos contarán con tolerancia cero por parte de la iglesia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.