• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Brexit impuso, de facto, una forntera en la isla de Irlanda lo cual pone en peligro los acuerdos de paz de 1998.

El Brexit impuso, de facto, una forntera en la isla de Irlanda lo cual pone en peligro los acuerdos de paz de 1998. | Foto: The Irish Times

Publicado 4 marzo 2021


Blogs



La amenaza disparó la tensión en Irlanda del Norte y se produjo en respuesta a Boris Jhonson.

El anuncio de que grupos unionistas de Irlanda del Norte, que algunas fuentes identifican como paramilitares, retirarán "de manera temporal" su apoyo al proceso de paz, elevó este jueves la tensión en Irlanda del Norte, luego de que Londres decidió tomar medidas unilaterales, sin el visto bueno de la Unión Europea, sobre las fronteras en la isla.

LEA TAMBIÉN: 

Escocia e Irlanda votan en elecciones generales de Reino Unido

El Ejecutivo de Boris Johnson reveló este martes que adoptará por su cuenta acciones para prolongar el periodo de gracia posbrexit en los controles fronterizos con la provincia británica, que hasta ahora ha limitado la burocracia en la circulación de bienes alimentarios entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Londres defiende que se trata de "pasos técnicos y temporales" con los que "dar más tiempo a negocios como supermercados y operadores de paquetería para adaptarse e implementar los nuevos requerimientos del protocolo".

De esta manera se asegura una frontera invisible entre las dos Irlandas, un elemento crucial para preservar el proceso de paz y las economías de la isla, si bien la carga extra burocrática ha provocado escasez de productos y reciente malestar en la provincia.

El Gobierno irlandés, por su parte, calificó hoy de "frustrante" la decisión y alertó de que la Unión Europea "negocia con un socio" en el que "no puede confiar".

En medio de estas nuevas tiranteces, varias agrupaciones unionistas norirlandeses avisaron al ejecutivo de Johnson que retirarán, de manera temporal, su apoyo al histórico acuerdo de Viernes Santo, firmado en 1998.

En una carta al premier británico estas organizaciones dicen que mantendrán su postura hasta que el citado mecanismo irlandés sea modificado para garantizar "un acceso sin restricciones a bienes, servicios y ciudadanos" a través del Reino Unido.

"Si ustedes (el Reino Unido) o la UE no estáis preparados para honrar la totalidad del acuerdo, serán responsables de su permanente destrucción", alertaron esos grupos, entre los que se encuentran la Fuerza de Voluntarios del Ulster, la Asociación de Defensa del Ulster y el Comando de la Mano Roja.

Les preocupa, subrayan, "la alteración del comercio entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido", pero matizan que la "objeción principal es mucho más fundamental".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.