• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las fuerzas de seguridad de Venezuela lograron la captura de dos ciudadanos estadounidenses en medio del intento de incursión armada.

Las fuerzas de seguridad de Venezuela lograron la captura de dos ciudadanos estadounidenses en medio del intento de incursión armada. | Foto: AVN

Publicado 7 mayo 2020



Blogs



Quienes escogieron dicho apelativo para emular al gran guerrero israelí fracasaron en su intención de secuestrar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y llevarlo a Estados Unidos. 

Gedeón, en hebreo significa "destructor" o "guerrero poderoso", según la historia. Un  juez y guerrero del pueblo judío del Antiguo Israel, que con apenas 300 guerreros logró vencer  al gran ejercito de los Madianitas. En estos días, bajo esa denominación, dos grupos han intentado desembarcar en las costas venezolanas. En ambos casos, sin ningún resultado.

LEA TAMBIÉN: 

Testimonio de estadounidense detenido en Venezuela por incursión fallida

Quienes escogieron dicho apelativo para emular al gran guerrero israelí fracasaron en su intención de secuestrar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y llevarlo a Estados Unidos. 

Esta no es la primera vez que el Gobierno de los Estados Unidos, busca, por la vía armada, defenestrar a un Gobierno desafecto a sus intereses. 

Rechazada por la mayoría de sus propios aliados, la DEA, la CIA y otros organismos de inteligencia, apelaron, según las pruebas presentadas por la seguridad venezolana, a la empresa Silvercorp USA para "tercerizar" una invasión militar. 

Un grupo de desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fue entrenado y armado por ex boinas verdes estadounidenses que formaron parte, según su propio testimonio,  de la seguridad del mismo Donald Trump.

¿Qué es Silvercorp USA?

Silvercorp USA, involucrada en el fallido desembarco, se "promociona" en el  mundo como una empresa que, según su página web, se encarga de brindar seguridad en cualquier parte del planeta. Destacan como parte de su experiencia "diversos conjuntos de habilidades y recursos globales que permiten a nuestros expertos gestionar proyectos desde el inicio hasta la finalización".

Su cara visible, Jordán Goudreau, es un ex militar estadounidense veterano de la guerra de Irak y Afganistán; también habría servido como médico de Fuerzas Especiales. Junto al militar venezolano Javier Nieto Quintero se atribuyó la organización de esta nueva fase de la Operación Gedeón y mencionó que el desembarco en el estado costero de La Guaira era una de las varias acciones que contemplaba la misma.

En un video se lo escucha llamar "a los venezolanos y funcionarios de las Fuerzas Armadas, para que se unan a la causa".

"Plan Sudamerica"

La denominada "Operación Gedeón" en sus diferentes fases, formaría parte del denominado "Plan Sudamérica", documento presentado por el Comando Sur del Gobierno estadounidense en el 2018 y que fija su estrategia para esta región por los próximos diez años.

El documento analiza - bajo la perspectiva del Departamento de Estado- cuáles son los principales peligros y amenazas contra la seguridad de los Estados Unidos,  así como  las políticas y estrategias a implementarse para enfrentarlas.

Principales "amenazas"

En su visión particular,  el informe vislumbra a cuatro naciones como "peligrosas" para su seguridad nacional:  Venezuela, Cuba, Nicaragua  y Bolivia. El informe fue presentado antes del golpe de Estado a Evo Morales. Allí se habla de la lucha contra el narcotráfico y cuestiona la cada vez más relevante presencia política y económica en la región de Rusia, China, Turquía e Irán.

También destaca posibles operaciones militares unilaterales, bilaterales o multilaterales en defensa del Canal de Panamá, contra el narcotráfico, el control a la migración,  o en respuesta a "crisis sociales" como califica la situación venezolana, a cuyo Gobierno acusa de dictador, de narco-terrorismo y de desestabilizar la región.

Relanzamiento de la Doctrina Monroe​​​​​​​

Bajo el criterio de una renovada doctrina Monroe, el Comando Sur ha incrementado, en los últimos meses, su presencia en la zona con ayuda militar y asesoría a Ecuador. Esto incluye, de hecho, una base en las Islas Galápagos (aunque el Gobierno de Lenin Moreno lo niegue) y fortalecido sus contactos con Brasil y  Colombia donde mantiene nueve bases. A estas se suman las 12 en Panamá, ocho en Perú, dos en Paraguay, tres en Honduras y tres en México.

Colombia, punta de lanza

Si bien los primeros contactos se dieron en Miami, la planificación final y el entrenamiento se llevó a cabo en Colombia, según sus autores, con pleno conocimiento de las autoridades de los dos países. La detención de un lote de armas en una carretera colombiana confirmó a las autoridades venezolanas del plan, que ya conocían,  por filtraciones de los propios  involucrados.

Con las pruebas en la mano, el presidente Maduro evidenció la participación de Estados Unidos y Colombia ante la comunidad internacional. La acción, dijo, es una más en la larga lista de atentados contra la soberanía del país.​​​​​​​

Venezuela, es el principal objetivo

En este contexto se incrementa la presión a Venezuela. Por un lado, aumentando las medidas coercitivas económicas y la presencia de naves del Comando Sur, frente a las costas venezolanas. Y por otro, con la ahora denominada Operación Gedeón, "tercerizando" la acción militar mediante empresas como Silvercorp USA para acciones directas contra el país, entrenando y armando a desertores y mercenarios, financiados y  "autorizados" por el diputado opositor Juan Guaidó, auto-nombrado presidente encargado, cuya firma aparece en un contrato con algunos de los involucrados, además, de un audio donde se escucha agradecer a los implicados.​​​​​​​

Reelección en juego

En tanto, el próximo mes de noviembre hay elecciones en los Estados Unidos. En  dicho proceso, el magnate republicano Donald Trump se juega su reelección que se ha puesto cuesta arriba.

La economía estadounidense, la mejor carta de presentación de Trump, venía cayendo aun antes de la actual pandemia, y hoy, roza límites mínimos. A esto se suma la recesión y el desempleo,  lo que genera en el electorado estadounidense una desconfianza generalizada y una baja en la popularidad del mandatario.

Coronavirus en EE.UU.

El manejo de la pandemia por parte de Trump ha generado incluso enfrentamientos con sus propios asesores y con los gobernadores de los diferentes estados, mientras las estadísticas, ponen a la nación norteamericana como el epicentro del contagio y primera ya en el número de fallecidos.

Su disputa con China en el campo económico se cerró con un saldo a favor del gigante asiático y en el manejo del virus: mientras China reinició ya sus actividades y presta ayuda a todo el mundo igual que Cuba, Estados Unidos pugna por retomar la normalidad en medio de un conflicto interno entre su propia población sobre si reiniciar o no actividades.

En el tema del petróleo que lo enfrentó a Rusia, junto a su aliado Arabia Saudita, tampoco tuvo éxito. Los precios, como nunca antes, llegaron a números negativos y las reservas económicas del gigante ruso, le han permitido a este, paliar una crisis que afecta a todos, pero, en especial a Estados Unidos, cuyo alto costo de producción hace inviable que retome su producción con los precios actuales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.