• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El enviado, Jean Arnault, ha fungido como representante especial del secretario general para Colombia, Georgia, Afganistán, Burundi y Guatemala.

El enviado, Jean Arnault, ha fungido como representante especial del secretario general para Colombia, Georgia, Afganistán, Burundi y Guatemala. | Foto: Reuters

Publicado 14 noviembre 2019 (Hace 10 horas 16 minutos)





La ONU sigue la situación en Bolivia tras el golpe de Estado e instó a cesar la violencia y actuar con la máxima moderación posible.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, designó a Jean Arnault como enviado personal para visitar Bolivia, con el fin de contactar a los actores relevantes  y ofrecer el apoyo que permita encontrar una vía pacífica tras el golpe de Estado contra el presidente legítimo Evo Morales.

LEA TAMBIÉN:

Diputados del MAS declaran huelga de hambre en Bolivia

El portavoz de Guterres, Stephan Dujarric, reiteró que el funcionario continúa muy preocupado por la situación en Bolivia tras el golpe de Estado e instó a cesar la violencia y actuar con la máxima moderación posible.

Respecto al viaje de Arnault a la nación suramericana, Dujarric destacó que esta decisión es una iniciativa personal de Guterres para ayudar "a la gente de Bolivia a encontrar una vía pacífica a la actual crisis".


Arnault ya ha fungido como representante especial del secretario general para Colombia, Georgia, Afganistán, Burundi y Guatemala.

Tras las pasadas elecciones generales del 20 de octubre en Bolivia, en las que ganó el presidente Evo Morales, sectores de la oposición denunciaron un supuesto fraude sin presentar pruebas.

Además, grupos de la ultraderecha emprendieron acciones violentas en las que atentaron contra la integridad de funcionarios gubernamentales, estadales y de quienes respaldaban al mandatario legítimo.


Pese a la renuncia del mandatario para preservar la paz en el país, luego de ejecutarse el golpe de Estado el pasado 10 de noviembre, las escalada de violencia aumentó y, según el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), al menos diez personas han muerto y decenas han resultado heridas.

Asimismo, la senadora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta de Bolivia, en un Parlamento sin el quorum requerido por la ley, para consumar el golpe de Estado denunciado por varios Gobiernos del mundo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.