• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Binuh sostiene que los desafíos en Haití siguen siendo significativos, y de ellos se deriva la inestabilidad política.

La Binuh sostiene que los desafíos en Haití siguen siendo significativos, y de ellos se deriva la inestabilidad política. | Foto: Binuh

Publicado 21 diciembre 2019





Las ramas de la oposición que han liderado las protestas acusan al organismo internacional de adoptar posturas injerencistas en Haití.

La Oficina Integrada de Naciones Unidas en Haití (Binuh, por sus siglas en francés), reiteró el viernes su apoyo al diálogo como solución a la crisis en que está inmerso el país caribeño en la actualidad.

LEA TAMBIÉN:

Atribuyen 2.000 casos de abuso sexual a cascos azules en Haití

“El descontento económico, junto con los problemas relacionados con la debilidad del Estado de derecho y el incumplimiento del contrato social, requieren un diálogo constructivo e inclusivo”, expresó la portavoz del organismo, Beatrice Nibogora.

Asimismo, destacó la necesidad de contar para ello con jóvenes, grupos de mujeres, asociaciones campesinas, sindicatos, iglesias, medios de comunicación, partidos políticos, el sector privado, el sector educativo y las autoridades, en la capital y en las provincias.

En un comunicado publicado en el portal web del Binuh, reseñan que los desafíos en el país siguen siendo significativos, y de ellos se deriva la inestabilidad política. Entre los factores determinantes contemplan la situación económica que no ofrece las oportunidades necesarias para reducir la pobreza, el empeoramiento de la inseguridad y la complejidad de la gobernanza.

La nueva oficina, sustituta de las misiones de pacificación de la Organización de Naciones Unidas (ONU) desplegadas en Haití desde 2004, sostiene que sus consultas con las “fuerzas vivas” del país y partes interesadas muestran que la mayoría de los actores apuestan por reformas estructurales para el futuro nacional.

Afirmó que Naciones Unidas "sigue atenta a los actores haitianos y continuará apoyando el diálogo”, en búsqueda de una solución que satisfaga las necesidades y expectativas de todos, detallando que, según sus pesquisas, nueve de cada 10 ciudadanos sugieren el diálogo como la mejor estrategia para solucionar la compleja situación del país.

 

/>

Sin embargo, esta postura de la ONU no es compartida por todos los actores políticos haitianos, pues las ramas de la oposición que han liderado las protestas antigubernamentales consideran que tanto el máximo organismo mundial como otras instituciones internacionales han adoptado posturas injerencistas en los asuntos internos y las acusan de brindar su apoyo al presidente Jovenel Moïse.

En octubre pasado, una multitudinaria movilización antigubernamental llegó a la sede de la Misión de Naciones Unidas para el Apoyo a la Justicia, en Puerto Príncipe (capital), pidiendo que se desligara del mandatario.

Moïse invitó a la oposición a discutir el acuerdo del Marriot, signado en noviembre pasado por partidos hostiles, pero rechazó el encuentro. La oposición insiste en continuar el camino de las movilizaciones hasta lograr la renuncia del jefe de Estado.

Para el próximo primero de enero, aniversario 216 de la Declaración de Independencia de Haití, está convocada una protesta masiva.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.