• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La pasada semana Mongolia informó de dos personas infectadas con peste bubónica, lo que generó que las autoridades decretaran medidas de aislamiento.

La pasada semana Mongolia informó de dos personas infectadas con peste bubónica, lo que generó que las autoridades decretaran medidas de aislamiento. | Foto: Reuters

Publicado 7 julio 2020


Blogs



La entidad de las Naciones Unidas sostiene que los casos detectados en China y Mongolia no entrañan “alto riesgo”

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de su portavoz Margaret Harris, anunció este martes que los casos de peste bubónica detectados en China y Mongolia no constituyen “un alto riesgo”.

LEA TAMBIÉN

OMS resalta necesidad de sistemas de salud robustos y flexibles

Durante una sesión informativa para los medios, Harris agregó que la OMS en coordinación con las autoridades de ambos países asiáticos vigilan este brote y siguen “atentamente el desarrollo de la situación”.

La pasada semana Mongolia informó de dos personas infectadas con peste bubónica, lo que generó que las autoridades decretaran medidas de aislamiento en el oeste de esa nación asiática.

Por su parte, China detectó otro caso en un pastor de la Región Autónoma de Mongolia Interior, ubicada al norte del gigante asiático, y emitió alertas a la población contra la caza, el consumo o el transporte de animales potencialmente infectados.

Según el anuncio de la OMS, en la actualidad la enfermedad puede ser tratada con antibióticos de manera eficaz si se diagnostica a tiempo. La entidad aconseja que se apliquen las medidas habituales para evitar la infección.

Los antibióticos pueden curar el padecimiento si se administran con prontitud. Entre los más empleados se encuentran la estreptomicina, la gentamicina, las tetraciclinas (en particular la doxiciclina) y la ciprofloxacina.

En otra declaración de  la OMS se precisa que la peste bubónica es endémica de Mongolia y la región China donde fue detectada.

Entre los años 2010 y 2015 se detectaron a nivel global 3.248 casos de la peste, de los que 584 (18 por ciento) tuvieron un desenlace fatal.

La peste bubónica es una infección causada por la picadura de las pulgas que viven en las marmotas y ratas de casa y de campo


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.