• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Líderes de los países involucrados en el conflicto libio se reúnen este domingo en una conferencia con el objetivo de intentar construir un proceso de paz.

Líderes de los países involucrados en el conflicto libio se reúnen este domingo en una conferencia con el objetivo de intentar construir un proceso de paz. | Foto: Reuters

Publicado 19 enero 2020


Blogs



António Guterres sostuvo que Libia está envuelta en un conflicto profundo y destructivo, que involucra a un número creciente de actores externos.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, instó este domingo, durante la conferencia internacional sobre el conflicto en Libia, con sede en Berlín (capital de Alemania), a tomar medidas inmediatas para evitar una guerra civil a gran escala en el país norteafricano.

LEA TAMBIÉN:

Declaran emergencia en petrolera libia tras bloqueo de puertos

"Nos enfrentamos a un claro riesgo de escalada de la tensión en la región. Es hora de tomar medidas inmediatas y decisivas para evitar una guerra civil a gran escala", manifestó el diplomático.

Guterres sostuvo que Libia está envuelta en un conflicto profundo y destructivo, que involucra a un número creciente de actores externos y alertó sobre el riesgo de una "pesadilla humanitaria" y que el país queda dividido para siempre.

Asimismo, se refirió afirmó a los migrantes y refugiados, quienes "siguen sufriendo en condiciones terribles" y recordó que, durante el conflicto, más de 170.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares, además de que el cierre de más de 220 escuelas en Trípoli (capital), privó a 116.000 niños de estudiar.

"Para los vecinos más próximos de Libia, en particular, el sur del Mediterráneo y la región del Sahel, las consecuencias son obvias y tangibles: aumento del terrorismo, tráfico de personas, tráfico de drogas y armas", advirtió Guterres.

Líderes de los principales países involucrados en el conflicto libio comenzaron esta jornada una conferencia internacional cuyo objetivo es intentar construir un proceso de paz y evitar que la guerra civil derive en una "segunda Siria".

 

/>

Entre los jefes de Estado y de Gobierno invitados por la anfitriona, la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, se encuentran el presidente ruso, Vladimir Putin, el turco, Recep Tayyip Erdogan; y el francés, Emmanuel Macron, así como el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

También acudieron funcionarios de Italia, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Egipto, Argelia y la República del Congo así como varios organismos internacionales: la Unión Africana, la Liga Árabe y, de la Unión Europea, su  alto representante para Política Exterior, Josep Borrel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Los dirigentes de los bandos rivales de Libia, el jefe del Gobierno de Unidad Nacional, Fayez Sarraj, quien es reconocido por la ONU y el cabecilla militar del Este del país Jalifa Haftar, también comparecieron, pero no se sentarán a la misma mesa.

De acuerdo con la ONU, el borrador del comunicado final incluye seis apartados, entre los que se cuentan los concernientes al cese de hostilidades, la observancia del embargo de armas y la reforma del sector de seguridad en Libia. Se espera que la conferencia derive en un armisticio oficial. 

La interminable violencia en Libia se alimenta de intenciones foráneas en torno a sus grandes reservas de petróleo, rivalidades políticas regionales y juegos de influencia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.