• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Al desplazamiento de las poblaciones indígenas se suma el impacto del Covid-19.

Al desplazamiento de las poblaciones indígenas se suma el impacto del Covid-19. | Foto: EFE

Publicado 17 abril 2020



Blogs



El accionar de grupos armados y la amenaza por la presencia de minas antipersonales, ha conllevado también al desplazamiento de cientos de familias.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Colombia alertó el miércoles sobre el confinamiento y desplazamiento masivo en el municipio de Bojayá, en el departamento de Chocó, de al menos 399 indígenas colombianos “como consecuencia de enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley que se registraban desde el 28 de marzo”.

LEA TAMBIÉN:

ONU denuncia violencia de grupos armados en el Cauca, Colombia

De acuerdo con el informe de la OCHA, el accionar de los grupos armados y la amenaza por la presencia de minas antipersonales, conllevó también al confinamiento de cinco veredas con unas 190 familias.

El impacto por la crisis del Covid-19 se suma a esta situación, que, según asegura el informe de la OCHA, afecta el acceso de organizaciones humanitarias hacia las comunidades étnicas y “dificulta la respuesta a las necesidades multisectoriales para cerca de 1.362 personas (264 familias) afectadas por estas emergencias”.

El informe explica además que tanto para comunidades desplazadas como confinadas se evidencian restricciones al acceso a los cultivos de pancoger, principal actividad económica,  fuente alimentaria y de abastecimiento.

Asimismo, refieren que las familias desplazadas permanecen alojadas en algunas casas de comunidades receptoras que no cuenta con las condiciones de habitabilidad necesarias.

“Por ello se requiere habilitar un espacio para el alojamiento temporal, que contenga los implementos necesarios de hábitat (kits de cocina, cobijas, toldillos)”, advierte el organismo internacional.

En cuanto a la salud de las personas desplazadas alertan que se debe prestar especial atención a niños y niñas, quienes han sufrido alteraciones de su salud mental por el temor a los enfrentamientos.

Además, hacen un llamado a enviar una misión médica de urgencia a la comunidad de La Peñita, “pues las autoridades locales alertan sobre personas con cuadros de enfermedades respiratorias (IRA), desnutrición y afecciones en la piel”.

 

En reiteradas ocasiones las poblaciones indígenas han denunciado los enfrentamientos armados entre las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), cuya violencia los vuelve indefensos y vulnerables.                    


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.