• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Asamblea General de la ONU considera que la corrupción obstaculiza los esfuerzos para alcanzar las metas de la Agenda de Desarrollo Sostenible.

La Asamblea General de la ONU considera que la corrupción obstaculiza los esfuerzos para alcanzar las metas de la Agenda de Desarrollo Sostenible. | Foto: Twiiter: Volkan Bozkir

Publicado 3 junio 2021


Blogs



Se trata de un consenso para una declaración con acciones frente a la corrupción, reconocida como un "mal" global.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó este jueves durante una sesión especial sobre la corrupción, una declaración política como "hoja de ruta para ayudar a los países a combatir el soborno, el blanqueo de dinero y el abuso de poder", según la propia entidad.

LEA TAMBIÉN: 

ONU desarrolla reunión sobre Cambio Climático previa a COP26

La sesión fue iniciada la víspera por el presidente del cónclave, Volkan Bozkir, quien señaló al respecto: "la delincuencia financiera transnacional y la corrupción son, lamentablemente, un lugar común en nuestro mundo interconectado e interindependiente".

Bozkir aseveró que la corrupción afecta a las personas pobres, marginadas y vulnerables, así como impide el progreso hacia la igualdad y el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La ONU describe la Declaración Política aprobada este jueves como de "gran alcance con planes para ayudar a los países a combatir el soborno, el blanqueo de dinero y el abuso de poder y una serie de delitos relacionados".

El documento titulado "Nuestro compromiso común de abordar eficazmente los desafíos y aplicar medidas para prevenir y combatir la corrupción y fortalecer la cooperación internacional" fue aprobado por consenso.

En sus términos, se expresa "preocupación por las graves amenazas que planteaba la corrupción para la estabilidad y la seguridad de las sociedades, así como por el potencial del fenómeno para socavar las instituciones y los valores de la democracia y poner en peligro el desarrollo sostenible y el estado de derecho". 

Las intervenciones de varios líderes mundiales reconocieron el impacto negativo que la corrupción puede tener en el acceso a los servicios básicos y los derechos humanos, al tiempo que señalaron que también puede exacerbar la pobreza y la desigualdad y afectar de manera desproporcionada a las personas más desfavorecidas del mundo.

Ghada Waly, directora ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, dijo: "la crisis de Covid-19 ha descarrilado el progreso del desarrollo, mientras que la corrupción, el soborno y los flujos financieros ilícitos han robado recursos cuando menos podemos pagarlos".

Por su parte, Munir Akram, presidente del Consejo Económico y Social (Ecosoc), también ofreció sus consideraciones y expuso cifras al respecto.

"La corrupción sofoca las oportunidades para los pobres y los condena a una vida de miseria e inequidad. Se estima que 2,6 billones de dólares, o el 5 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial" denunció Akram, resaltando que es una cifra anual.

En la sesión extraordinaria participaron Jefes de Estado y de Gobierno, ministros y otros funcionarios de alto nivel de, entre otros países, Kenia, Serbia, Macedonia del Norte, Letonia, Bélgica, China, Alemania, Albania, México, Suecia, Portugal, Suiza, Rumania, Holanda, Armenia, Francia, Belarús, Cuba, Angola y Paraguay, así como la Unión Europea, como grupo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.