• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Miles de personas salieron a las calles de Rangún en una nueva movilización pacífica contra los militares en Myanmar.

Miles de personas salieron a las calles de Rangún en una nueva movilización pacífica contra los militares en Myanmar. | Foto: @Myanmar_Now_Eng

Publicado 17 febrero 2021


Blogs



Miles de personas salieron en Rangún para exigir la liberación de la líder birmana Aung San Suu Kyi.

El experto de la Organización de Naciones Unidas en derechos humanos en Myanmar advirtió este miércoles sobre el incremento de represión y acciones violentas por parte de los militares contra los manifestantes en el país asiático.

LEA TAMBIÉN:

Junta militar de Myanmar endurece medidas contra las protestas

Según el relator de la ONU Tom Andrews existe información sobre el movimiento de tropas hacia la ciudad de Ragún por lo que teme el recrudecimiento de la violencia en el país.

“En el pasado, estos movimientos de tropas precedieron a asesinatos, desapariciones y detenciones a gran escala”, dijo en un comunicado emitido por su oficina en Ginebra.

"Me aterroriza que, dada la confluencia de estos dos acontecimientos, protestas masivas planificadas y la convergencia de tropas, podamos estar al borde de que los militares cometan crímenes aún mayores contra el pueblo de Myanmar".

El secretario general de la ONU, António Guterres también expresó su preocupación por la situación política en Myanmar.

Miles de personas salieron a las calles de Rangún en una nueva movilización pacífica contra los militares que se mantienen en el poder tras el golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

Los manifestantes se dirigían hacia el centro de la ciudad, respondiendo al pedido al gobierno militar para que libere a la líder birmana Aung San Suu Kyi.

Desde el golpe militar se han impuesto medidas como la prohibición de congregarse, cortes de internet, detenciones nocturnas, refuerzo del arsenal legislativo, entre otras acciones.

Más de 450 personas han sido detenidas desde el golpe, según una ONG de asistencia a los presos políticos. De ellas, 417 continúan bajo arresto.

Los militares justificaron el golpe por el supuesto fraude masivo en las elecciones de noviembre en las que venció por aplastante mayoría el partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (LND).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.