• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno de Myanmar es acusado de cometer genocidio contra esta minoría musulmana.

El Gobierno de Myanmar es acusado de cometer genocidio contra esta minoría musulmana. | Foto: EFE

Publicado 13 febrero 2018

Las persecuciones, abusos y matanzas han hechos que miles de rohinyás se trasladen a Bangladés.

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) analiza este martes la crisis que atraviesan los rohinyás en Myanmar, pues continúa el éxodo de miles de personas a Bangladés y las amenazas de las autoridades de ese país.

Según cifras de la ONU, desde finales de 2017 unos 650 mil rohinyás han huido a Bangladés debido a las persecuciones, abusos y matanzas que sufren por pertenecer a esa minoría musulmana.

Fuente: EFE

>>Rusia aplaude acuerdo de retorno de los rohinyás

El portavoz de la Agencia de la ONU para Refugiados (Acnur), Adrian Edwards, indicó que el acuerdo entre Myanmar y Bangladés, firmado en 2017, sobre el retorno de refugiados de manera voluntaria sigue sin garantías, ya que continúan las restricciones de acceso a la ayuda humanitaria. 

Edwards explicó que la entrada del personal humanitario permitirá que se den las condiciones a una solución prolongada en el tiempo.

>>Unicef: Necesitamos más acciones por los refugiados rohinyás

Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU debate la crisis de los rohinyás, el viceministro del Interior de Myanmar, Aung Soe, amenaza a los refugiados de esta minoría musulmana que se encuentran en la frontera de Bangladés, exigiéndoles que acepten regresen a su casa o "sufran las consecuencias".

"Si los rohinyás rechazan la propuesta del Gobierno de Myanmar no será bueno para aquellos refugiados que viven en tierra de nadie", señalo Soe.

Los refugiados que se encuentran en la frontera manifestaron que soldados de Myanmar hacen disparos a menudo e incendian pueblos con el fin de generar pánico entre ellos.

En agosto de 2017, unos 700.000 rohinyás se vieron en la necesidad de abandonar sus hogares en Rakhine y trasladarse a Bangladés para preservar sus vidas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.