• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las organizaciones han pasado por alto las medidas de higiene, seguridad y privacidad que deben tener las mujeres para enfrentar la menstruación.

Las organizaciones han pasado por alto las medidas de higiene, seguridad y privacidad que deben tener las mujeres para enfrentar la menstruación. | Foto: EFE

Publicado 12 mayo 2018

La menstruación suele ser un incómodo proceso para muchas mujeres, pero es más pesado para aquellas en condición de refugiada. 

Muchas son las dificultades por las que deben pasar las mujeres en condición de refugiadas y llevar con dignidad un proceso tan natural como la menstruación puede ser una de los más grandes. 

Investigadores de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, en conjunto con el Comité Internacional de Rescate y 27 organizaciones, publicaron en el Journal of Humanitarian Actión (Revista de Actuación Humanitaria) las faltas de acciones y coordinación para que las mujeres en edad menstrual lleven de manera natural este proceso. 

Foto: EFE

Los investigadores indicaron que las necesidades del manejo menstrual en las niñas y mujeres en los días de caminata para encontrar refugio y llegar las fronteras son particularmente ignorados. 

>> ¿Qué significó el mayo francés del 68?

El manejo de la higiene menstrual requiere un acceso fácil a instalaciones de agua y saneamiento seguras y privadas, junto con materiales y suministros apropiados en contextos de desplazamiento. 

Kit de herramientas 

Los investigadores diseñaron un kit de herramientas piloto integral para la gestión de la higiene menstrual en contextos de desplazamientos.

"Con el trabajo hemos aprendido importantes lecciones para mejorar la guía de recursos en sí misma: su formato en imágenes, junto con la necesidad de proporcionar materiales de capacitación más sólidos para generar confianza entre los hombres y las mujeres sobre la menstruación y saber cuál es la mejor manera de abordarla", comentó el profesor asociados de Ciencias Sociomédicas en las Escuela Mailman, Marni Sommer. 

El programa piloto fue implementado en tres campos de refugiados en Tanzania, y a pesar de sus consideraciones, su puesta en marcha mostró aspectos que había dejado pasar por alto como la necesidad de ampliar el contenido del kit para incluir a niñas y mujeres en condiciones de discapacidad y sus cuidadores, así como las necesidades que pasan por alto aquellas en tránsito que llegan a las fronteras sin suministros o privacidad para controlar la menstruación.

>> ¿En qué consiste el lupus?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.