Trabajadores Sin Techo toman calles en respaldo a Lula | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la sede del sindicato metalúrgico en Sao Bernando do Campo se concentra la manifestación a favor del ex jefe de Estado.

En la sede del sindicato metalúrgico en Sao Bernando do Campo se concentra la manifestación a favor del ex jefe de Estado. | Foto: EFE

Publicado 6 abril 2018

Uno de los mayores movimientos sociales de Brasil, los Sin Techo, rechazaron la decisión del juez federal Sérgio Moro de aprisionar al líder suramericano.

Más de 4.000 integrantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) salieron el jueves por la noche a las calles de Sao Bernardo do Campo, municipio brasileño del estado de Sao Paulo, para ratificar su apoyo al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien puede ser detenido en las próximas horas.

Los miembros del MTST se dirigieron a la sede del sindicato metalúrgico, donde se encuentra Lula tras la decisión del juez federal Sérgio Moro, quien ordenó su ingreso a prisión en un lapso que se cumple este viernes a las 17H00 hora local (20H00 GMT).

Esta reacción popular en respaldo al exmandatario está cargada de simbolismo. El MTST forma parte de los movimientos sociales que tomaron fuerza durante el Gobierno de Lula (2003-2010), en su afán de lucha contra el Estado que representa los intereses capitalistas.

Además, Lula fue presidente en 1975 del Sindicato de Metalurgia, que agrupaba a 100.000 trabajadores, con los cuales encabezó varias protestas en los años siguientes. Estuvo 31 días detenido en 1980, cuando dirigía las grandes huelgas obreras contra la dictadura militar (1964-1985).

“No asistiremos pasivamente. Habrá resistencia democrática”, escribió en su cuenta verificada de Twitter el líder del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo, Guilherme Boulos; quien es una de las personas que acompaña a Lula antes de que expire el plazo para presentarse de forma voluntaria ante la sede de la Policía Federal de Curitiba.

Lula, quien está condenado a 12 años y un mes de prisión por supuesta corrupción con la petrolera estatal Petrobras, estará en una “sala reservada” en la superintendencia de la Policía Federal, separado de los demás presos, debido a la dignidad de su antiguo cargo.

>> El liderazgo de Lula en el escenario electoral


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.