• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La prolongada crisis institucional en Moldavia derivó en una situación de dualidad de poderes.

La prolongada crisis institucional en Moldavia derivó en una situación de dualidad de poderes. | Foto: EFE

Publicado 15 junio 2019

El Tribunal Constitucional de Moldavia anuló la disolución del Parlamento, en una decisión que dio vía libre a Maia Sandu para asumiir como nueva jefa del Ejecutivo.

El Tribunal Constitucional de Moldavia anuló este sábado la disolución del Parlamento decretada a finales de la semana pasada y ratificada después por el ahora dimitido primer ministro, Pavel Filip, en una decisión que dio vía libre a Maia Sandu como nueva jefa del Ejecutivo.

LEA TAMBIÉN:

Moldavia adelanta elecciones parlamentarias para septiembre


En su primera intervención, luego de confirmarse su gobierno, la primera ministra prometió promover las relaciones con la Unión Europea y llevar a la justicia a todos los responsables del abuso de poder, incluido el oligarca más poderoso de la ex república soviética.

Sandu habló después de la primera reunión formal de su gabinete de coalición, que se formó el fin de semana pasado, pero no pudo tomar el poder por completo porque el gobierno provisional disputó su legitimidad y se negó a retirarse.

El anterior Partido Demócrata en el poder, respaldado por el Tribunal Constitucional de Moldavia, afirmó que el gobierno se formó después de la fecha límite posterior a la elección y, por lo tanto, es ilegal.

La crisis había alimentado las tensiones hasta que los demócratas el viernes admitieron la derrota.

Sandu acusó a el oligarca Vladimir Plahotniuc, lìder del Partido Demócrata (PDM) de abuso de poder y anuncio que él ha dejado temporalmente Moldavia.

"Los jefes del grupo mafioso que usurpó el poder y aterrorizó a los ciudadanos de Moldavia durante años han abandonado el país", añadió.

"Queremos asegurarles que ... todos los responsables, incluido Plahotniuc, serán traídos a Moldavia y serán juzgados de todos los abusos en los que participaron".

"La Corte Constitucional de Moldavia decretó revisar y anular las decisiones (del período)  entre 7 y 9 de junio", puntualizó el representante del tribunal, Mihai Poalelungi.

Se trata de las decisiones de disolver el Parlamento, celebrar el 6 de septiembre las elecciones anticipadas, reconocer como ilegítimas la designación de Zinaida Greceanii como presidenta del Parlamento y la formación del Gobierno de Maia Sandu.

La prolongada crisis institucional en Moldavia derivó en una situación de dualidad de poderes a principios de este mes.

Las elecciones legislativas de febrero pasado fueron seguidas por tres meses de conversaciones infructuosas entre los principales grupos parlamentarios.

El Partido de los Socialistas de la República de Moldavia (PSRM, prorruso) y el bloque electoral ACUM (proeuropeo) lograron el 8 de junio un acuerdo sin precedentes para formar Gobierno en sustitución del anterior, del PDM, a cuyo dirigente, el oligarca Vlad Plahotniuc, culpan de corrupción endémica en el país y secuestro de instituciones del Estado.

La Corte Constitucional de Moldavia, sin embargo, alegando el incumplimiento del plazo límite para formar coalición, suspendió al presidente Dodon, por su negativa a convocar nuevas elecciones y endosó esta tarea en un "presidente interino", primer ministro en funciones y número dos del PDM, Pavel Filip, quien adelantó las legislativas para el 6 de septiembre.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.