• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente mexicano ha presentado tres informes sobre su gobierno en los primeros meses de su gestión.

El presidente mexicano ha presentado tres informes sobre su gobierno en los primeros meses de su gestión. | Foto: EFE

Publicado 1 septiembre 2019



Blogs



El gobierno actual representa ahora a todos, a ricos y pobres, a creyentes y libres pensadores y a todos los ciudadanos al margen de ideología, orientación sexual, cultura, idioma, origen, posición socioeconómica y otras diferencias. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró hoy que el plan principal de su gobierno es acabar con la corrupción y la impunidad, dos de los principales males que han afectado al país en las últimas décadas y lastrado su desarrollo económico.

LEA TAMBIÉN:

AMLO tiene 67 por ciento de popularidad en México

Al presentar su primer informe oficial de gobierno, el tercero en el presente año, López Obrador hizo un amplio recuento de su gestión en los primeros nueves meses que lleva al frente de la administración mexicana.

En un acto en el Patio de Honor del Palacio Nacional, el mandatario mexicano destacó que su política anticorrupción se está convirtiendo en realidad en práctica cotidiana.

En su discurso subrayó que  la separación real del poder económico del político es un claro ejemplo de la nueva ruta que ha tomado su administración para desterrar los antiguas practicas que han dañado al país.

“Si me piden que exprese en una frase cuál es el plan del nuevo gobierno es acabar con la corrupción y la impunidad", aseguró.

El gobierno actual representa ahora a todos, a ricos y pobres, a creyentes y libres pensadores y a todos los ciudadanos al margen de ideología, orientación sexual, cultura, idioma, origen, posición socioeconómica y otras diferencias. 

La crisis moral actual se originó por el fracaso modelo económico neoliberal en 36 años de predominio de la más inmunda corrupción pública y privada. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, acotó.

Aseguró que debe deshacerse la obsesión de medirlo todo en función de la economía, puesto que “el crecimiento económico no debe ser entendido como un objetivo en sí mismo sino como un medio para lograr un objetivo superior: el bienestar general de la población".

López Obrador, sostuvo que el objetivo de todo gobierno debe ser "conseguir la felicidad de la gente" y que la esencia de la promesa económica consiste en convertir la honestidad y la austeridad en una forma de gobierno.

Indicó que los adversarios conservadores del gobierno federal “están moralmente derrotados" porque no han podido establecer un paralelo entre la nueva realidad y el último periodo neoliberal caracterizado por la prostitución y el oprobio.

Temas económicos

No obstante, al abordar el capítulo económico de su informe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador, celebró el comportamiento de diversas variables económicas en el segundo trimestre de 2019 donde se registró un superávit de 5 mil 143 millones de pesos, el mayor desde 1980.

Igualmente, la inflación en julio se ubicó en 3.8 por ciento, la más baja desde diciembre de 2016, las reservas internacionales de México se incrementaron en 54 mil 200 millones de dólares y la captación de 18 mil millones de dólares por inversión extranjera.

López Obrador señaló que en estos primeros nueve meses de su administración se consiguieron ahorros por 145 mil millones de pesos.

El mandatario comentó que también se puso fin a la contratación generalizada e indiscriminada de personal de confianza, a la asignación abusiva de oficinas, mobiliario, vehículos, equipos de comunicación y viáticos.

Se cancelaron las pensiones millonarias a los expresidentes, se eliminó el pago de seguros para gastos médicos para los altos funcionarios que significa una erogación de seis mil millones de pesos anuales.

Así como la caja de ahorro especial para altos funcionarios públicos, que financiarla significaba una erogación de cinco mil millones de pesos al año. 

La nueva política productiva que estamos llevando a la práctica, consta de cuatro acciones fundamentales: fortalecer la economía popular, impulsar proyectos para el desarrollo regional, fomentar la participación de la iniciativa privada y promover la intensificación del comercio exterior y la captación de inversión extranjera, sostuvo.

En suma, estamos rescatando el campo del abandono al que fue condenado por la política neoliberal y una vez que se obtenga más crecimiento económico, cuando se fortalezcan las finanzas públicas, se dará un apoyo aun mayor a los productores nacionales mediante subsidios y créditos para alcanzar la soberanía alimentaria, es decir, para dejar de comprar en el extranjero lo que consumimos.

Temas de política exterior

En otros puntos de su discurso AMLO centró su mensaje en asuntos exteriores y su relación con los países vecinos, sobre todo Estados Unidos (EE.UU.).

El mandatario mexicano recordó que aunque existe una relación de respeto mutuo existen aun millones de mexicanos en ese país que padecen situaciones adversas y su gobierno los defiende “con todos los instrumentos legales a su alcance".

Tras la crisis migratoria que afecta la región, Obrador apostó una vez más por el desarrollo económico como parte de su plan de acción en pos de detenerla, y mostró interés en sumar a los EE.UU. y a los países centroamericanos de Guatemala, Honduras y El Salvador.

El actual gobierno federal defiende a los mexicanos en Estados Unidos con respeto a la soberanía del país vecino y con todos los instrumentos legales a su alcance; el principal de ellos es la red de consulados, que ya operan como defensorías de los migrantes, indicó.

Temas de seguridad

Reconoció este domingo que los resultados en materia de seguridad “no son buenos”, pero se comprometió a pacificar al país.

“Aunque todavía tenemos que trabajar mucho porque no son buenos los resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva en el país, se está atendiendo el problema y constituye nuestro principal desafío, 

El mensaje del mandatario se da días después de un ataque en Coatzacoalcos, Veracruz, en donde fueron asesinadas al menos 30 personas, en uno de los más recientes hechos que han expuesto el aumento en la violencia en el país.

López Obrador menciono que el Ejecutivo federal ha emprendido un cambio de paradigma en materia de seguridad nacional y seguridad pública.

Entre 2006 y 2018 los gobernantes pretendieron resolver la inseguridad y la violencia delictiva mediante acciones de fuerza militar y policial.

El resultado fue catastrófico y esa estrategia dejó un saldo pavoroso de muertos, desaparecidos, lesionados, una crisis de derechos humanos, una descomposición institucional sin precedentes y un gravísimo daño al tejido social, recordó

Con la convicción de que la violencia engendra más violencia, y tomando en cuenta el justificado reclamo ciudadano por la inseguridad, el actual gobierno decidió cambiar las medidas de guerra por una política integral de justicia, paz y seguridad ciudadana, remató.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.