• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente mexicano reiteró que poner orden en el sector de los hidrocarburos es defender la economía popular y combatir la corrupción.

El presidente mexicano reiteró que poner orden en el sector de los hidrocarburos es defender la economía popular y combatir la corrupción. | Foto: La Jornada

Publicado 18 mayo 2021


Blogs



Anunció que el Gobierno se opondrá con argumentos a reciente suspensión de dicha ley para proteger a empresarios y no al pueblo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), informó este martes que el Gobierno federal tiene la determinación de poner orden en el sector de los hidrocarburos y, en coherencia con ello, se opondrá con argumentos a una reciente decisión judicial sobre esta norma, en controversia que debe dirimirse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), según valoró.

LEA TAMBIÉN: 

Cámara de México aprueba reforma de la Ley de Hidrocarburos

Durante su encuentro con medios de prensa en el Palacio Nacional, AMLO señaló que la reforma introducida en la Ley de Hidrocarburos y sancionada por el Congreso en abril pasado procura “poner orden” en el sector y, con ello, “defender la economía popular y combatir la corrupción”.

La ley fue suspendida de forma definitiva, este lunes, por los jueces Rodrigo de la Peza y Juan Pablo Gómez Fierro, por considerar que atenta contra la libre competencia y la seguridad jurídica de las empresas, principios recogidos en la Constitución.

El jefe de Estado manifestó que los empresarios privados que acudieron al amparo de los jueces recibieron durante la pasada administración (Enrique Peña Nieto, 2012-2018) contratos “en su mayoría muy jugosos, muy favorables a ellos y muy malos para el interés público”, acotó.

Explicó que si Petróleos Mexicanos (Pemex) no tiene rectoría en la distribución de los combustibles, entonces en el país va a continuar imperando “el contrabando, el huachicol” (como denominan en México a la comercialización de combustible al margen de la ley).

Refirió que esta situación ocurre porque durante el sexenio anterior “se entregaron más de 1.000 permisos para la importación de gasolinas, de diésel, a personas que ni siquiera se dedicaban a esta actividad” y que los utilizaron para contrabandear.

López Obrador enfatizó que el Estado desea poner fin a esos robos y “que podamos cumplir el compromiso de que no aumente el precio de gasolina, diésel y otros combustibles”, dijo.

Abundó que esa es la razón por la que están inconformes quienes “estaban haciendo estos jugosos negocios” y acudieron al amparo de los jueces.

Agregó que también es función de los magistrados “atender a esos ciudadanos”, pero contrastó que “son muy eficaces (…) cuando se trata de defender intereses de grupos o de particulares con recursos económicos, no así cuando se trata de amparar y proteger al pueblo”, sostuvo.

AMLO recordó que también “llueven los amparos” judiciales en los casos de quienes quieren mantener prebendas y privilegios en el sector eléctrico, porque “las llamadas reformas estructurales se hicieron para favorecer a grupos de intereses creados”, acotó. Pese a ello, expresó que su Gobierno continuará defendiendo “cero corrupción, cero impunidad”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.