• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Macron y, en general, la Unión Europea se aprestan a endurecer las medidas antiinmigración.

Macron y, en general, la Unión Europea se aprestan a endurecer las medidas antiinmigración. | Foto: EFE

Publicado 5 noviembre 2020


Blogs



Con el argumento del terrorismo, Macron busca limitar la inmigración a Europa y renegociar el Tratado Schengen.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este jueves que se van a duplicar los efectivos que su país utiliza para los controles fronterizos hasta llegar a las 4.800 personas. Asimismo, informó que en diciembre pedirá a los otros líderes de la Unión Europea una reforma en profundidad del Tratado de Schengen sobre las fronteras exteriores.

LEA TAMBIÉN: 

Musulmanes protestan en rechazo a declaraciones de Macron

Macron, quien se desplazó hasta el puesto fronterizo del Pertús (800 kilómetros al sur de París) con España (Cataluña), dijo que el objetivo es "luchar contra la inmigración clandestina" e impedir que esos flujos sean utilizados por los terroristas.

En una declaración ante la prensa explicó que quiere que, con la reforma de Schengen, la Unión Europea (UE) se dote de "una verdadera policía" para controlar sus fronteras exteriores y que la toma de decisiones se haga "de forma mucho más integrada".

El presidente estuvo acompañado de su ministro de Interior, Gérald Darmanin y del secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune. En el periplo visita el dispositivo de control para los vehículos que entran en territorio francés y el Centro de Cooperación Policial y Aduanera, donde trabajan agentes franceses y españoles.

Esta visita se produce en un contexto marcado en particular por el último atentado perpetrado en Francia contra una iglesia en Niza, el pasado 29 de octubre, en el que tres personas resultaron asesinadas.

El autor del ataque es un joven tunecino de 21 años, Brahim Issaouis, que había llegado a Europa de forma clandestina desde su país a finales de septiembre a través de la isla italiana de Lampedusa, con lo cual la excusa de la inmigración se torna relevante.

Desde entonces, el Gobierno francés ha indicado que se refuerzan los controles fronterizos, aún bajo las presiones de la oposición de derecha quien reclama la suspensión durante un tiempo de los acuerdos de Schengen, con los cuales se permite viajar sin controles en Europa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.