• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El enfrentamiento a la Covid-19 en Cuba atraviesa por una etapa de repunte en los últimos quince días, ante lo cual las autoridades toman enérgicas medidas.

El enfrentamiento a la Covid-19 en Cuba atraviesa por una etapa de repunte en los últimos quince días, ante lo cual las autoridades toman enérgicas medidas. | Foto: EFE

Publicado 30 julio 2020


Blogs



El director nacional de Epidemiología de la isla criticó las indisciplinas que provocaron rebrotes en los últimos días.

La habitual conferencia de prensa del Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) de este jueves, se caracterizó por una enérgica llamada a atenerse a las medidas de control y mitigación que han sido diseñadas en el país y cuya violación ha provocado en las últimas dos semanas rebrotes de la Covid-19 en la capital y una provincia colindante, en pleno proceso de desescalada.

LEA TAMBIÉN: 

Cuba llama a extremar medidas ante aumento de casos de Covid

Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Minsap, mostró la evolución de la pandemia de la Covid-19 en el país y señaló cómo cada "pico" que ha hecho la curva en Cuba ha estado asociado a violaciones de las medidas sanitarias orientadas por las autoridades.

Mientras a inicios de la semana anterior, Cuba mostró un día de cero contagios, cero fallecidos y cero pacientes en cuidados intensivos; 10 días después se han diagnosticado más de 100 casos y se han abierto tres nuevos eventos de transmisión local en La Habana (capital del país) y la vecina provincia de Artemisa.

"No creemos que nuestro pueblo sea tan indolente para no cumplir lo que está establecido", dijo Durán, quien abundó sobre las indisciplinas: "se están realizando reuniones de diferentes tipos sin tener en cuenta el distanciamiento y muchas veces sin usar siquiera el nasobuco". 

El director de Epidemiología y cara visible de su ministerio en el combate de los últimos cuatro meses contra la Covid-19 en Cuba evaluó que las indisciplinas, los rebrotes y los eventos de transmisión local tienen, en primer lugar, un costo humano, en pacientes contagiados con "una enfermedad que mata".

También, según Durán, las indisciplinas tienen un costo económico con la realización de exámenes PCR (en Cuba se han aplicado unos 260.000, y las últimas jornadas más de 3.000 cada día), la hospitalización (en el país se ingresan todos los diagnosticados, desde que son sospechosos y contactos, y hoy sumaban 3.436 en atención primaria y 406 en hospitales) y el tratamiento, todo gratuito.

Con las cifras de la última jornada, Cuba llegó a 2.597 contagiados con la Covid-19 y acumula, en la última quincena una tasa de 1,23 infectados por cada 100.000 habitantes y, por 18vo día consecutivo, no se reportan fallecidos, de hecho, en el mes de julio solo se ha lamentado una muerte por la enfermedad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.