• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Habana se vio obligada a frenar la desescalada, luego de un rebrote de casos de la Covid-19.

La Habana se vio obligada a frenar la desescalada, luego de un rebrote de casos de la Covid-19. | Foto: EFE

Publicado 13 agosto 2020 (Hace 11 horas 43 minutos)


Blogs



El rebrote que afecta provincias del occidente y centro será controlado con la disciplina de todos, dijo el Minsap.

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, hizo un llamado a extremar las medidas de protección para combatir el rebrote de la Covid-19 que desde hace un par de semanas afecta La Habana y tiene efectos sobre provincias cercanas del occidente y centro del país.

LEA TAMBIÉN: 

Cuba alcanza 2.504 pacientes recuperados de la Covid-19

El premier realizó las declaraciones como parte de los esfuerzos gubernamentales por elevar la percepción de peligro en la población, dado el aumento de casi 500 casos activos en apenas 15 días luego de tener controlada la expansión del virus. 

El llamado de Marrero Cruz ocurre justo en el día en el cual, luego de una semana sin muertes por Covid-19, Cuba registró otro fallecido y sumó 46 nuevos casos positivos a la enfermedad, según el reporte del Minsap.

Las particularidades del protocolo cubano de actuación hacen necesario proceder con "extremo cuidado", precisó el dirigente, pues en el país se ingresan y aíslan no solo los casos confirmados, sino los contactos y sospechosos. Esta práctica multiplica las necesidades de camas hospitalarias. 

Para el rebrote actual se ha previsto reabrir centros de aislamiento y hospitales que permitan asumir el previsto incremento de contagios en la capital y sus territorios vecinos, con lo cual pasarán de 2.674 capacidades a 4.286 en lo inmediato, solo en La Habana.

Las autoridades cubanas han implementado en la nueva situación una estrategia de seguimiento a los casos sin fuente identificada, que en el país han sido siempre la menor parte de los confirmados, con la finalidad de establecer con claridad las cadenas de contagios y cortarlas, por lo cual se han intensificado las pesquisas activas.

También se han aumentado el número de pruebas PCR diarias (en abril eran alrededor de 1.500, en junio se mantuvo sobre las 2.500, en julio alcanzó las 3.000 con estabilidad y en agosto se realizan cada jornada poco más de 4.000), con la finalidad de estratificar los zonas de riesgo y proceder con rapidez.

 

La jornada de hoy entró en vigor un nuevo protocolo de tratamiento a la Covid-19, responsable del 2.8 por ciento de letalidad que tiene el país frente a la enfermedad, inferior a la media en el mundo y la región de América.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.