• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Palestina se enfrenta al nuevo coronavirus mientras Israel continúa presionando para anexarse sus territorios.

Palestina se enfrenta al nuevo coronavirus mientras Israel continúa presionando para anexarse sus territorios. | Foto: EFE

Publicado 29 abril 2020


Blogs



El 21 de abril, el consejero jurídico de Israel aprobó la confiscación de terrenos palestinos en el área de la Mezquita de Ibrahim, en Al-Jalil (Hebrón), donde vive un millar de colonos judíos.

La Liga árabe celebrará este jueves una reunión extraordinaria por videoconferencia, a petición de la Autoridad Palestina, para discutir sobre el proyecto de anexión por parte de Israel de zonas de Cisjordania ocupada.

LEA TAMBIÉN

Palestina condena respaldo de EE.UU. en anexión de Cisjordania

Al respecto, el secretario general de la Liga Árabe (LA), Ahmed Aboul Gheit, advirtió de las consecuencias que podría ocasionar la suma de las tierras palestinas ocupadas por Israel y declarar la soberanía sobre estos territorios. Agregó que tales medidas podrían tener consecuencias impredecibles y conducirían a un conflicto total. 

En una conversación telefónica con el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, el funcionario de la LA afirmó que Israel quiere aprovechar la situación causada por el coronavirus para imponer una nueva realidad en el terreno.

Recalcó que estos son “momentos que necesitamos unir esfuerzos para enfrentar la pandemia mundial provocada por la enfermedad”. Aseveró que la comunidad internacional no aceptará la imposición de la política de “hechos consumados” o la legitimación de la ocupación de tierras palestinas por Israel.

Además, calificó como particularmente importante la postura de Europa frente al conflicto palestino-israelí y otros conflictos regionales, por lo que exigió a la UE interrumpir estas prácticas.

Esta anexión se encuentra pautada en el llamado acuerdo del siglo que presentó EE.UU. en enero. Mediante él, se le otorga a los palestinos una autonomía limitada dentro de su territorio, deja en manos de Israel el valle del Jordán y olvida la problemática de millones de refugiados palestinos deseosos de retornar a sus tierras.

El plan prevé un Estado palestino que se ubicaría en lo que quedaría de Cisjordania y la Franja de Gaza, dos territorios palestinos que estarían separados por Israel y quedarían unidos por un "corredor".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.