• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Múltiples expresiones de rechazo al racismo se han vivido durante la jornada.

Múltiples expresiones de rechazo al racismo se han vivido durante la jornada. | Foto: EFE

Publicado 21 marzo 2021


Blogs



Tanto Antonio Guterres como el papa Francisco abogaron por la eliminación de toda forma de discriminación racial.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, alertó este domingo que el racismo es un mal mundial profundamente arraigado, el cual trasciende generaciones y contamina las sociedades con desigualdad, opresión y la marginación.

LEA TAMBIÉN:

Cuatro poetas para celebrar el Día Mundial de la Poesía

En su mensaje por el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, Guterres hizo un llamado a los jóvenes, a los educadores y líderes para que enseñen cómo todas las personas nacen iguales.

Actualmente, señaló el titular de Naciones Unidas, se manifiesta el racismo en la discriminación generalizada que sufren los afrodescendientes, y en las injusticias y la opresión que padecen los pueblos indígenas y otras minorías étnicas.

"Y lo vemos en las opiniones repugnantes de los supremacistas blancos y otros grupos extremistas ... la supremacía es una mentira malvada y el racismo mata", dijo Guterres.

También el papa Francisco dedicó palabras a denunciar el racismo durante esta jornada. El sumo pontífice comparó este flagelo con un virus que acecha para emerger y mostrar que “nuestro supuesto progreso social no es tan real ni definitivo” como la gente piensa.

“El racismo es un virus que muta fácilmente y que, en lugar de desaparecer, se esconde y está siempre al acecho", dijo el Papa en su cuenta oficial de Twitter.

"Las expresiones de racismo vuelven a avergonzarnos, demostrando así que los avances de la sociedad no están asegurados para siempre”, agregó Francisco.

El Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial se celebra cada 21 de marzo, pues en esa fecha de 1960, la policía abrió fuego y mató a 69 personas en una manifestación pacífica contra las leyes del apartheid, que se realizaba en Sharpeville, Sudáfrica.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.