• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los líderes se comprometieron a seguir una línea horizontal solidaria en pro de todos los procesos progresistas del continente.

Los líderes se comprometieron a seguir una línea horizontal solidaria en pro de todos los procesos progresistas del continente. | Foto: @Haddad_Fernando

Publicado 16 julio 2019

Líderes sociales e intelectuales expresaron la necesidad de buscar un modo de defensa ante la escalada de criminalización de ideas alternativas. 

Una reunión sostenida en la ciudad de Puebla, México, intelectuales y líderes sociales latinoamericanos denunciaron la persecución política que sufre el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, detenido en la sede de la Policía Federal de Curitiba desde abril de 2018. 

LEA TAMBIÉN:

Médicos populares de Brasil critican privatización de la salud

La llamada "Declaración de Puebla", presentada el domingo pasado, contó con la aprobación de los 25 asistentes provenientes de Ecuador, Colombia, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay, quienes expresaron la necesidad de buscar un modo de defensa ante la escalada de criminalización de ideas alternativas con herramientas mediáticas y jurídicas. 

Dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) agradecieron por la invitación y gestos de solidaridad de cada representante progresista de movimientos y partidos políticos de México y del continente. 

"La guerra legal que se desata en los últimos años contra líderes progresistas de América Latina es una forma agresiva y sin precedentes de reemplazar las armas militares con la manipulación de recursos judiciales", reseña un fragmento del documento. 

Además, destacaron que la detención de Lula por supuestos hechos de corrupción es ilegal porque los "jueces e investigadores han violado sistemáticamente las garantías del debido proceso, la presunción de inocencia, el derecho a una audiencia justa", agrega la declaración.

Los participantes del evento recordaron las filtraciones reveladas por el portal The Intercep sobre las conversaciones del exjuez y actual ministro de Justicia, Sérgio Moro, quien habría asesorado a los magistrado para garantizar la deteneción de Lula.

"Advertimos que las condiciones de aislamiento en que se encuentra Lula en este momento no coinciden con la dignidad y el respeto que merece una persona que derrotó la pobreza en su país y lideró una economía en camino de competitividad", concluyeron. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.