• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente libanés Michel Aoun ha llamado en varias ocasiones a un "diálogo" con los manifestantes.

El presidente libanés Michel Aoun ha llamado en varias ocasiones a un "diálogo" con los manifestantes. | Foto: Reuters

Publicado 26 noviembre 2019


Blogs



Los simpatizantes de los dos partidos arrojaron piedras a las tiendas de campaña de los manifestantes, coreando "chiitas, chiitas" en la Plaza de los Mártires.

Manifestantes antigubernamentales que piden una reforma del sistema político, y los partidarios de los principales grupos chiítas Hezbolá y Amal se enfrentaron en algunas localidades de Líbano por segundo día consecutivo.

LEA TAMBIÉN:

Líbano celebra su independencia con movilizaciones

Las fuerzas de seguridad intervinieron en un intento por romper las confrontaciones el lunes por la noche entre los partidarios de los grupos políticos libanes y los manifestantes que protestaban contra la élite política del Líbano.

Los simpatizantes de los dos partidos arrojaron piedras a las tiendas de campaña de los manifestantes, coreando "chiitas, chiitas" en la Plaza de los Mártires, epicentro de las protestas en Beirut, custodiada por la policía. 

lEstas escaramuzas se producen un día después que la entidad Órganos Económicos Libaneses, que agrupa a las compañías del sector privado, ha convocado una huelga general para los días 28, 29 y 30 de noviembre, al cumplirse este lunes 41 días consecutivos de protesta para pedir cambios en el Gobierno.

La decisión, tomada en una reunión extraordinaria, pretende presionar a la clase dirigente para que cumpla las demandas de los manifestantes que protestan contra la corrupción y la falta de soluciones a la grave crisis económica que sufre el país, dijo la entidad en un comunicado.

La Agencia Nacional de Noticias informó que hubo otro enfrentamiento entre los partidarios del Movimiento del Futuro, del primer ministro saliente Saad Hariri, el mayor partido liderado por musulmanes sunitas, y los de Hezbolá y Amal, los dos grupos chiítas más grandes. 

Posteriormente, el Movimiento del Futuro advirtió a sus partidarios que se mantuvieran alejados de los grandes sitios de protesta para "evitar ser arrastrados a cualquier provocación destinada a provocar conflictos".

Más tarde, se escucharon disparos en el barrio de Cola al paso de un convoy de motos, informaron las televisiones locales. Las fuerzas de seguridad cerraron el tráfico, según la agencia de información nacional ANI.

Imágenes de video mostraron a hombres armados asaltando el principal campamento de protesta en la ciudad sureña de Tiro y atacando a los manifestantes y derribando sus carpas.

La agencia oficial de noticias libanesa, sin embargo, dijo que la calma se ha restablecido en el área después del ataque.

El presidente del Parlamento, el líder de Amal, Nabih Berri, condenó los incidentes en la carretera y en el centro de Beirut e instó a las fuerzas de seguridad a mantener las carreteras abiertas mientras se preserva el derecho a protestar.

El coordinador especial de la ONU para el Líbano, Jan Kubis, instó a todas las fuerzas políticas a "controlar a sus partidarios".

El domingo, diez manifestantes resultaron heridos en enfrentamientos entre manifestantes y partidarios de los grupos de Hezbollah y Amal en el centro de Beirut.

Las protestas masivas en Líbano contra la corrupción y la mala gestión ejercidas por la élite política del país están entrando en su segundo mes, pero por ahora se han mantenido pacíficas en su mayoría.

El presidente libanés Michel Aoun ha llamado en varias ocasiones a un "diálogo" con los manifestantes, que desde el 17 de octubre salieron a las calles tras el anuncio de nuevos impuestos, pero sin hacer propuestas concretas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.