• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La cadena humana trata de simbolizar la unidad nacional, sin tomar en cuenta clase social, religión. “Todos somos uno”, exclamó el cineasta de 28 años de edad, Cyril Bassil, uno de los principales organizadores de la idea.

La cadena humana trata de simbolizar la unidad nacional, sin tomar en cuenta clase social, religión. “Todos somos uno”, exclamó el cineasta de 28 años de edad, Cyril Bassil, uno de los principales organizadores de la idea. | Foto: EFE

Publicado 27 octubre 2019





Los libaneses se enlazaron a lo largo de las costas de Beirut (capital), Trípoli, Sidón, Tiro y en la carretera que conecta a la capital con las norteñas ciudades de Zouk Mosbeh, Jbeil, Batroun y Chekka.

Miles de manifestantes en el Líbano formaron una cadena humana este domingo para simbolizar la unidad de la ciudadanía, en el onceno día de protestas consecutivas para exigir cambios en las políticas económicas dentro del país.

LEA TAMBIÉN:

Líbano vive nuevo jornada de protestas en contra del Gobierno

Los libaneses se enlazaron a lo largo de las costas de Beirut (capital), Trípoli, Sidón, Tiro y en la carretera que conecta a la capital con las norteñas ciudades de Zouk Mosbeh, Jbeil, Batroun y Chekka.

El objetivo de la movilización a lo largo de estas ciudades libanesas es expresar su continuo sentimiento antigubernamental y conseguir cambios radicales en el Parlamento.

La cadena humana trata de simbolizar la unidad nacional, sin tomar en cuenta clase social, religión. “Todos somos uno”, exclamó el cineasta de 28 años de edad, Cyril Bassil, uno de los principales organizadores de la idea.

“De norte a sur, la cadena humana apunta a cubrir 171 kilómetros, unas 170 mil personas', precisó Bassil.

Desde este 17 de octubre, en distintas ciudades del Líbano miles de personas protestan contra la corrupción, la que ha llevado al país a una crisis financiera y económica, agravada con la incorporación de más impuestos a los ciudadanos en el proyecto de partida presupuestaria de 2020.

De acuerdo a cifras del Banco Mundial, un cuarto de libaneses vive en la pobreza y la situación económica continúa degradándose en el país, cuya deuda está estimada en 86 mil millones de dólares, que representa 150 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.