• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En el Día de Muertos se recuerda con mucho cariño a las personas que ya no están con nosotros.

En el Día de Muertos se recuerda con mucho cariño a las personas que ya no están con nosotros. | Foto: Twitter

Publicado 2 noviembre 2020


Blogs



Los países de América Latina también cuentan con leyendas comunes que aterrorizan a sus pobladores.

El 1 y 2 de Noviembre los países de América Latina celebran a sus seres queridos que ya fallecieron y cuyas almas se cree regresan en estos días a este mundo a disfrutar de las ofrendas que se les ponen en su honor.

LEA TAMBIÉN:

Observe la cultura mexicana reflejada en el Día de Muertos

La tradición es una mezcla de la herencia indígena de los pueblos originarios del subcontinente latinoamericano con la cultura española.

En México el Día de Muertos se caracteriza por la colocación de ofrendas. Sus componentes varían dependiendo la zona, sin embargo, contienen elementos como veladoras, agua, fotografías de los difuntos, sus comidas preferidas en vida, fruta, bebidas y son adornadas con papel picado y flores de cempasúchil.

Asimismo, la gente acude a los panteones a “velar” a sus fieles difuntos, es decir, a pasar la noche a un lado de las tumbas de sus familiares, donde “comparten” comida y bebida, así como a llevar “serenatas”, entre otras tradiciones, sin embargo, este año fue suspendida esa actividad en todo el país debido a la pandemia de coronavirus.

En Guatemala, el Día de Todos los Santos se acostumbra a comer fiambre, un platillo de origen maya que mezcla carnes frías de origen español y vegetales de la zona.

Fuente: México Desconocido

El país centroamericano destaca la tradición del vuelo de papalotes gigantes en los cementerios. En la localidad de Sumpango se realiza un festival para el vuelo de los cometas o barriletes, que, según la leyenda, evitan que los espíritus malignos molesten a las ánimas buenas que retornan en esta época.

Por su parte en Ecuador, se preparan y consumen las guaguas (niños), bizcochos con forma humana, y la colada morada, una bebida que se prepara a base de la harina de maíz morado, junto con frutas.

Fuente: México Desconocido.

Las familias bolivianas preparan un altar conocido como apxata que contiene velas, flores, dulces y frutas. Además, se coloca un tantawawa, que es un pan con forma humana en representación al difunto.

En el país andino se cree que durante el Día de Todos los Santos los ajayus (espíritus) vuelven desde las montañas trayendo consigo fertilidad.

Leyendas

En este marco de la tradición del Día de Muertos, los países de América Latina también cuentan con leyendas comunes que aterrorizan a sus pobladores. A continuación te presentamos algunas de ellas.

La Llorona

Es la historia de una mujer que ahogó a sus hijos en un canal en venganza porque su esposo la dejó por otra mujer más joven. Tras arrepentirse, decide suicidarse, pero las puertas del cielo le son cerradas hasta que encuentre las almas perdidas de sus pequeños hijos. Desde entonces se escucha deambular a  su espíritu llorando y buscando a sus vástagos durante la noche.

El Sombrerón

Este personaje es de corta estatura y lleva un gran sombrero negro, siempre tiene una guitarra con él y cuando encuentra a una joven hermosa la sigue hasta su casa para darle serenatas, además de robarle el sueño y quitarle el apetito. Cuenta la tradición que es visto en las noches de luna llena.

La Sayona

Esta popular leyenda venezolana se centra en una hermosa joven que asesinó a su esposo e hijo, debido a que le llegaron versiones de una infidelidad de su marido con su propia madre, a quien también mata. Antes de morir, su madre la maldijo. Desde entonces La Sayona venga a todas las mujeres víctimas de infidelidades, cegando la vida de sus parejas infieles.

El Coco

El Coco, también conocido como El Cuco, El Coca, El Cuca o El Cucuy, es un personaje que, según cuenta la leyenda, tiene como propósito secuestrar y comerse a los niños que no obedecen a sus padres.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.