• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
A 228 años de su nacimiento José Antonio Páez deja un legado de lucha y perseverancia por la independencia de los oprimidos.

A 228 años de su nacimiento José Antonio Páez deja un legado de lucha y perseverancia por la independencia de los oprimidos. | Foto: El Carabobeño

Publicado 13 junio 2019

Páez, oriundo de Curpa en el estado Portuguesa, Venezuela, fue un héroe en los procesos de independencia, rol que ejerció con gallardía y temple militar. 

José Antonio Páez Herrera nació el 13 de junio de 1790 en la población de Curpa, estado Portuguesa en Venezuela, en medio de  una familia numerosa, humilde y de origen canario.

LEA TAMBIÉN:

Gran Mariscal de Ayacucho el estratega venezolano de las Américas

El prócer venezolano, fungió como prolijo general, jefe del Ejército Nacional y jefe militar del Departamento de Venezuela.

Líder del movimiento independentista de La Cosiata, al que Venezuela debe su carácter de nación independiente y soberana, pues esta organización ideada y presidida por Páez, logró separar de manera definitiva al país suramericano de la Gran Colombia en 1830. 

La Cosiata, fue conocida como la Revolución de los Morrocoyes, un movimiento político que se organizó el 30 de abril de 1826, con la finalidad de separar a Venezuela de la Gran Colombia.

Páez tuvo gran participación en las batallas que dieron la libertad a Venezuela junto al Libertador Simón Bolívar y otros próceres de alto rango.

La Batalla de Las Queseras del Medio, es considerada el triunfo bélico más resonante de la carrera de Páez, allí empleó su famosa táctica de "Vuelvan Caras", que junto a la Batalla de Carabobo le permitieron ejercer sus alcances como estratega y dirigente de tropas. 

Páez asumió de primera mano la transición a la Venezuela independiente, que se constituyó en República y lo eligió como primer presidente para el periodo de 1831 a 1835. 

Este líder poseía un gran carisma y una personalidad indomable, misma que muchas veces lo llevó a desafiar las jerarquías de mando y saltárselas cuando le era útil en batalla, esto le permitió ganar adeptos en su escalada hacia la posición de máximo caudillo.

El 6 de mayo de 1873 murió en Nueva York. Sus restos fueron repatriados y sepultados en el Panteón Nacional, el 19 de abril de 1888. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.