• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Conte ha agradecido el coraje y sentido de comunidad de los italianos, aunque ha advertido de que la curva puede volver a crecer si no se toman las medidas necesarias.

Conte ha agradecido el coraje y sentido de comunidad de los italianos, aunque ha advertido de que la curva puede volver a crecer si no se toman las medidas necesarias. | Foto: EFE

Publicado 26 abril 2020



Blogs



La medida corresponde a la fase 2 de la flexibilización, la cual se aplica gradualmente en todos los sectores de la economía del país.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, explicó este domingo el plan de reapertura que da inicio a la eliminación gradual de las medidas de cuarentena, aunque "sin plena libertad de movimientos" para poder "conservar las garantías de la contención de los contagios" en el país.

LEA TAMBIÉN:

Un millón de italianos requiere ayuda alimentaria por Covid-19

Mediante un decreto gubernamental se ha previsto la reactivación paulatina de las empresas en los sectores considerados estratégicos a partir de este lunes, mientras el comercio al por mayor vinculado a estas actividades empezará a funcionar desde el próximo 4 de mayo.

Para la misma fecha, los restaurantes funcionarán normalmente y las empresas enfocadas en la industria también abrirá sus puertas. Los ciudadanos que quedaron bloqueados en otras ciudades a causa de la cuarentena podrán volver a sus domicilios, entre tanto, las tiendas de comercio minorista y los museos tendrán servicio el 18 de mayo.

No obstante, el primer ministro recalcó que las restricciones seguirán siendo severas, los motivos para salir de casa no se ampliarán, deberá seguir usándose la autocertificación para los desplazamientos y se regulará por ley que las personas con una temperatura corporal de más de 37,5 grados no puedan salir del domicilio.

Conte ha agradecido el "coraje y sentido de comunidad de los italianos", pero ha advertido de que la curva puede "volver a crecer" y habrá que seguir manteniendo las mismas precauciones que hasta la fecha. Las actividades religiosas aun se mantienen limitadas y el gabinete italiano continúan en conversaciones con la cúpula clerical para lograr retomar las ceremonias en algún momento.

A partir del próximo 1 de junio, el Ejecutivo prevé la apertura de bares y restaurantes, manteniendo las medidas de seguridad y protección para los clientes adecuada, así como los comercios para el cuidado y la higiene personal como peluquerías, salones de belleza y barberos.

Los entrenamientos deportivos profesionales podrán reanudarse a partir del 18 de mayo, aunque todavía queda la incertidumbre respecto a las competiciones nacionales, especialmente la Serie A de fútbol.

Respecto a las actividades educacionales, no abrirán en lo que queda de curso escolar. La idea del Gobierno es que se reanuden las clases a partir de septiembre y que todos los alumnos pasen de curso, aunque no hayan aprobado sus asignaturas en el último trimestre en el que acudieron a las aulas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.