• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Migrantes a bordo del buque de rescate Ocean Viking, que se encuentra en el mar Mediterráneo central.

Migrantes a bordo del buque de rescate Ocean Viking, que se encuentra en el mar Mediterráneo central. | Foto: EFE

Publicado 21 agosto 2019

Tras el desembarco de los 83 migrantes del barco Open Arms en Lampedusa por orden judicial, tras 18 días a la derivada, el buque humanitario busca llegar a Malta o Italia.

El buque humanitario Ocean Viking, con 365 refugiados a bordo, rescatados hace más de una semana en alta mar, atraviesa una "emergencia psicológica", advirtieron este miércoles las organizaciones responsables del navío que transporta a los migrantes.

LEA TAMBIÉN:

Migrantes del buque de Open Arms desembarcan en Lampedusa


Tras el desembarco de los 83 migrantes del barco Open Arms en la isla italiana de Lampedusa por orden judicial, tras 18 días a la derivada, el buque humanitario busca llegar a Malta o Italia. desde el 13 de agosto, pero ambos países mantienen la política de tolerancia cero para recibir migrantes. 

Luca Pigozzi, médico de SOS Meditarranee, que junto con Médicos Sin Fronteras, son responsables del navío, indicó que "en estos momentos, la emergencia a bordo más importante es la psicológica".

"La gente duerme en el piso. Tenemos un número limitado de duchas, una capacidad limitada de agua. Estas personas han sufrido enormemente, la mayoría de ellas han pasado por centros de detención en Libia. Necesitan desembarcar lo antes posible", indica el tuit de SOS Mediterranee.

"Estas personas han sufrido y están sufriendo un gran trauma" ya que "muchos han sido víctimas de tortura y de violencia sexual en Libia", puntualizó.

"Hoy, mientras esperan un lugar seguro en el que desembarcar se consumen en un espacio limitado en medio del mar en el que sus condición solo puede empeorar", apuntó.

Malta o Italia, por ser los puertos de esos países los más cercanos a la zona de rescate, frente a la costa de Libia, tendría la obligación de acoger a los migrantes, pero han cerrado las puertas a la entrada de refugiados.

El director de Operaciones de la organización, Frédéric Penard, indicó que "el capitán hizo su trabajo al asistir a personas en peligro en alta mar y le corresponde ahora a los Estados hacer el suyo y encontrar una solución, que debe ser rápida".

La nave Ocean Viking realizó tres operaciones de rescate entre el 9 y 12 de agosto y lleva a bordo a 356 migrantes. Entre ellos, 103 menores de edad viajan solos.

En Biarritz, donde se llevará a cabo la cumbre del G7 del 24 al 26 de agosto, el ministro del Interior, Christophe Castaner, anunció ayer que Francia podría recibir a 40 migrantes que viajan en la embarcación.

El Ocean Viking se encuentra varado en el canal de Sicilia, entre Malta y Lampedusa, mientras el Gobierno de Italia no ha dado respuesta sobre la petición de recibir a los migrantes, y las autoridades maltesas expresaron, en principio, su negativa.

“Como está previsto en el derecho marítimo, pedimos los primeros auxilios el 9 de agosto a los centros de coordinación de rescates en el mar de Italia y Malta para que designaran un puerto en el que poder desembarcar a las personas rescatadas",  explicó Penard..


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.