• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El primer ministro declaró en un video difundido en la red social Twitter que había ganado "una victoria gigante".

El primer ministro declaró en un video difundido en la red social Twitter que había ganado "una victoria gigante". | Foto: EFE

Publicado 23 marzo 2021


Blogs



Según los resultados preliminares, la participación popular fue de 67.2  por ciento, la más baja desde 2013.

Una actualización de los sondeos a boca de urna en las elecciones legislativas de Israel otorgan al partido Likud del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, menos posibilidades para alcanzar la mayoría de escaños y formar Gobierno, aunque lidera la intención de votos. 

LEA TAMBIÉN: 

México y EE.UU. refuerzan cooperación en tema migratorio

Según las proyecciones iniciales de tres medios de comunicación, el partido derechista Likud obtuvo entre 31 y 33 escaños de los 120 de la Knéset (Parlamento), lo que aun no sería la mayoría suficiente para formar Gobierno en solitario. 

En la posición política contraria a Likud se ubica el partido Yesh Atid (Hay Futuro) del líder centrista Yair Lapid, que consiguió 18 escaños, insuficientes también para encabezar el ente legislativo. 

Otras agrupaciones aliadas al partido del primer ministro como Shas, Judaísmo Unido de la Torá, el partido Yamina y el Religioso Sionista con menos puestos obtenidos, según las tendencias iniciales, siguen a la expectativa para concretar alianzas. 

Analistas aseguran que los resultados del Likud, junto a los de sus aliados religiosos de derecha, darían al bloque pro-Netanyahu unos 59 escaños, según estas proyecciones. No obstante, la mayoría necesaria para formar Gobierno está en 61 escaños.

Igualmente, afirman que Israel se encamina hacia la creación del Parlamento más derechista de su historia, pues las agrupaciones políticas de tendencias contrarias a la oficialista  Likud alcanzaron representaciones mínimas. 

El primer ministro declaró en un video difundido en la red social Twitter que había ganado "una victoria gigante".  Además, llamó a sus aliados a actuar "por el bien de todos los ciudadanos de Israel" y formar un "Gobierno fuerte de derecha". 

Israel celebró esta jornada sus cuartas elecciones en menos de dos años con intención de desbloquear la situación política. Según los resultados preliminares, la participación popular fue de 67,2  por ciento, la más baja desde 2013.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.