• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Protesta en Teherán contra el aumento del precio del combustible.

Protesta en Teherán contra el aumento del precio del combustible. | Foto: Reuters

Publicado 18 noviembre 2019



El gobierno de Teherán acusó este lunes a Estados Unidos de injerencia en sus asuntos internos después del apoyo de Washington a las manifestaciones de los últimos días.

Nuevas tensiones entre Estados Unidos e Irán surgieron este lunes,  luego que Washington externó críticas a las autoridades de Teherán ante las recientes manifestaciones que se registraron en el país persa por el aumento de los combustibles.

LEA TAMBIÉN:

Rohani declara que las protestas en Irán deben ser pacíficas

El gobierno de Teherán acusó este lunes a Estados Unidos de injerencia en sus asuntos internos después del apoyo de Washington a las manifestaciones de los últimos días del “pueblo iraní” contra el aumento de la gasolina.

"Como le dije al pueblo iraní hace casi un año y medio, Estados Unidos está con ustedes", escribió Mike Pompeo, el secretario de Estado, en su cuenta de Twitter.

Irán ha sido escenario en los últimos días de carreteras bloqueadas, incendios de edificios públicos y de disturbios que han dejado al menos dos víctimas mortales, un policía y un civil.

Sin embargo, el gobierno iraní afirmó este lunes que la situación a nivel nacional es “más tranquila en un 80 por ciento por ciento respecto a la víspera,  declaró a la prensa el portavoz del gobierno, Ali Rabii.

“Hay aún algunos problemas menores, pero mañana o pasado mañana ya no tendremos ningún problema de disturbios”,  puntualizó.

Al respecto, la Guardia Revolucionaria advirtió a los manifestantes de que adoptará medidas "decisivas y revolucionarias" contra cualquier acto de vandalismo, en el marco de las recientes protestas.

En su comunicado, recogido por la agencia iraní de noticias Tasnim, el organismo militar expresó su beneplácito de las personas "vigilantes" que "se han alejado" de los responsables de los disturbios y los "anarquistas".

La entidad castrense instó en la necesidad de mantener "la seguridad, la calma, la unidad y la solidaridad", al tiempo que ha reiterado que protegerá la seguridad y la estabilidad junto al resto de organismos de seguridad.

En este sentido,  el comandante de las fuerzas paramilitares Basij, Gholamreza Soleimaní, insistió en acusar a grupos fuera del país y a Estados Unidos de instigar los disturbios.

"La gente comenzó sus manifestaciones pacíficas pero en la noche del sábado se creó una ola de disturbios por el apoyo de los enemigos del país", describió Soleimaní.

Las protestas estallaron en los últimos días después que las autoridades anunciaron el aumento de los precios de la gasolina como parte de los esfuerzos para mitigar los efectos de las severas sanciones de Estados Unidos contra Irán.

La medida, anunciada a la medianoche del 15 de noviembre, se estructura a partir de un esquema de racionamiento y la reducción de subsidios, lo que elevó los precios al menos een un 50 por ciento.

El plan fue acordado por el Consejo Supremo de Coordinación Económica, que está compuesto por el presidente Hassan Rouhani , el jefe de la judicatura Ebrahim Raisi y el presidente del Parlamento, Ali Larijani.

El organismo decidió que los vehículos para uso privado estarían restringidos a 60 litros de combustible mensualmente, mientras que el precio de la gasolina aumentaría 50 por ciento a 15.000 riales iraníes por litro. (12 centavos de dólar).

Cualquier compra de combustible que exceda las raciones asignadas incurrirá en un cargo adicional de 30.000 riales por litro.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.