• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El ayatolá Seyed Ali Jamenei concluyó su mensaje ecuménico deseando un año cargado de bendiciones, felicidad y amor para su país y su gente.

El ayatolá Seyed Ali Jamenei concluyó su mensaje ecuménico deseando un año cargado de bendiciones, felicidad y amor para su país y su gente. | Foto: Notimex

Publicado 20 marzo 2020


Blogs



El líder religioso ofreció sus condolencias a los familiares del comandante Qasem Soleimani, asesinado el pasado 3 de enero por las fuerzas de seguridad de Estados Unidos.

El líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, envió este viernes un mensaje de felicitación al pueblo de Irán con motivo de celebrarse el Año Nuevo persa, también conocido como Noruz.

LEA TAMBIÉN:

Presidente iraní destaca victoria ante agresiones de EE.UU.

En el texto se felicita a todos los integrantes de la nación iraní, particularmente a las familias de los mártires, los heridos de guerra, las personas que prestan servicios eficientes en distintos lugares del país, así como al personal médico y de enfermería en el país que "tanto han brillado en las últimas semanas".

Al mismo tiempo, el líder religioso ofreció sus condolencias a los familiares del comandante de la Fuerza Quds, Qasem Soleimani, asesinado el pasado 3 de enero por las fuerzas de seguridad de Estados Unidos. Entre tanto, transmitió su sentimiento de dolor a los familiares de los mártires iraníes que han fallecido durante el año.

El ayatolá destacó en su mensaje la participación popular y solidaria en sucesos relevantes para la vida social del país, como fueron los procesos de recuperación de las zonas afectadas por la inundaciones de marzo y abril de 2019. Asimismo, se refirió a la demostración de identidad nacional que ofrecieron las multitudes al concentrarse en las ciudades de Qom, Ahvaz, Isfahán, Mashhad, Tabriz y Kermán para dar el último adios al comandante Soleimani.

El bloqueo impuesto a la nación por parte del Gobierno de Donald Trump sirvió al líder de la Revolución Islámica para reflexionar acerca del orgullo, las debilidades y los actos de inconsciencia en el que el ser humano se puede ver envuelto en algún momento de su vida, al tiempo que invitó a los iraníes a formar parte de los procesos de producción que necesita el país, para revertir los daños que han causado las acciones unilaterales y extraterritoriales del gobierno estadounidense.

"De acuerdo con informes veraces que hay a disposición de este servidor, la producción del país ha experimentado una activación. Algunas fábricas que habían caído en un estancamiento y se habían parado han vuelto a la actividad, y algunas que trabajaban por debajo de su capacidad han alcanzado un buen nivel", afirmó el líder religioso, quien aseveró, además, que "la producción ha experimentado una activación" durante el año que concluye.

Para el año que recién comienza, Jamenei pidió a su pueblo asumir los nuevos retos que se avecinan con la valentía, la esperanza y el buen ánimo que les caracteriza. Solicitó también la confianza ante las instancias de gobiernos que trabajan incansablemente por el bienestar de la nación, con derroteros que se encaminan hacia "las reformas bancarias, las reformas aduaneras, reformas fiscales, mejora del entorno empresarial y otras similares".

De igual forma, dijo que "este año es el Año del Salto de la Producción", una tarea en la que están implicados todos los iraníes y el Instituto de Planificación, la Asamblea de Consulta Islámica, el Poder Judicial y los centros científicos del país. También hizo un llamado a incorporar cada vez más a los jóvenes en la construcción de la sociedad iraní, "jóvenes con interés por trabajar, dispuestos a trabajar, llenos de esperanza, energía, motivación, talento e inventiva".

El ayatolá Seyed Ali Jamenei concluyó su mensaje ecuménico deseando un año cargado de bendiciones, felicidad y amor para su país y su gente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.