• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La manifestaciones han estado lideradas en su mayoría por la juventud iraquí que sienten que el sistema no ha dado respuestas a las necesidades de la población.

La manifestaciones han estado lideradas en su mayoría por la juventud iraquí que sienten que el sistema no ha dado respuestas a las necesidades de la población. | Foto: AP

Publicado 14 noviembre 2019



A causa de las nuevas protestas, en las ciudades de Basora, Diwaniyah y Nasiriyah se suspendieron las clases por la huelga que plantaron docentes apoyados por los estudiantes.

Las protestas antigubernamentales continúan en Irak a pesar de los más de 300 muertos y miles de heridos que ha dejado la represión del gobierno, no obstante las ofertas del primer ministro iraquí Adel Abdul Mahdi.

LEA TAMBIÉN:

Al menos 300 muertos dejó la represión contra protestas en Irak

Aunque el gobierno ha prometido cumplir con las reformas exigidas por los manifestantes, este miércoles aumentaron las protestas en la capital y en el sur del país.

Como resultado del uso por las fuerzas de seguridad de munición real, balas de goma y gas lacrimógeno, se había registrado una disminución de las protestas, pero este miércoles se reanudaron con más fuerza.


A causa de estas nuevas protestas, en las ciudades de Basora, Diwaniyah y Nasiriyah se suspendieron las clases por la huelga que plantaron docentes apoyados por los estudiantes.

El presidente del Parlamento, Mohammed al-Halbussi, se comprometió a trabajar en leyes para responder a las demandas de los manifestantes, incluida la reforma electoral aún a la espera de un debate. 

Las manifestaciones han estado lideradas en su mayoría por la juventud iraquí que sienten que el sistema no ha dado respuestas a las necesidades de la población y que solo unos cuantos se han visto beneficiados.

“Han pasado 16 años desde que este nuevo sistema de gobierno está, y nada ha pasado. Lo único que tenemos es aún mayor corrupción”, dice Hassan, un joven de 18 años, quien, aunque no fue testigo de la dictadura de Saddam Hussein, sí ha crecido siendo testigo de múltiples guerras que han surgido después de la invasión estadounidense.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.