• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Miles de personas muestran a diario en las calles su rechazo a la junta militar que controla Myanmar y exigen la liberación de la Consejera de Estado.

Miles de personas muestran a diario en las calles su rechazo a la junta militar que controla Myanmar y exigen la liberación de la Consejera de Estado. | Foto: EFE

Publicado 18 febrero 2021


Blogs



Se le acusa de varios delitos. Denuncian que no cuenta con defensa legal pues el tribunal no ha reconocido a su abogado defensor.

El juicio a puertas cerradas que la junta militar de Myanmar promovió contra la consejera de Estado, Aung San Su Kyi, comenzó el miércoles en Naypidó (capital) con la celebración de una primera vista mediante videoconferencia.

LEA TAMBIÉN: 

Policía de Myanmar presenta nuevos cargos contra Suu Kyi

El abogado de la premio Nobel de la Paz, Khin Maung Zaw, confirmó a medios de prensa que Su Kyi está acusada de varios delitos y no cuenta con defensa legal, pues el tribunal no lo ha reconocido como su abogado defensor.

Aseguró que su cliente fue acusada el martes de un delito relacionado con la ley de desastres naturales. Agregó que, con anterioridad, se le había acusado de haber importado de manera ilegal un dispositivo telefónico.

El letrado también dio a conocer que Su Kyi es juzgada por un magistrado que "acaba de ser nombrado", y que la próxima vista se realizará dentro de dos semanas.

Por otra parte, representantes de la Liga Nacional por la Democracia (LND), partido que integra la líder, revelaron que se enteraron de la celebración de la comparecencia una vez terminada.

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Situación de los Derechos Humanos en Myanmar, Tom Andrews, catalogó como “juicio secreto” el proceso que se sigue a Su Kyi.

La líder de Myanmar fue detenida junto a su equipo de Gobierno a inicios de febrero, luego de que el Ejército se hiciera con el control de esa nación del sureste asiático.

Su Kyi enfrenta una pena de hasta tres años de cárcel por el delito de importación ilegal y se desconoce la naturaleza exacta de la nueva acusación presentada por la policía al comienzo del juicio.

Mientras ello ocurre, miles de personas continúan protestando en las calles contra el golpe de Estado. También exigen la liberación de sus líderes y la salida de los militares del poder.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.