• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La malnutrición y la hambruna provocadas por la guerra ha cobrado la vida de casi 85.000 niños yemeníes hasta octubre de 2018.

La malnutrición y la hambruna provocadas por la guerra ha cobrado la vida de casi 85.000 niños yemeníes hasta octubre de 2018. | Foto: HispanTV

Publicado 4 diciembre 2019





El informe asegura que  serían necesarios 20 años para que los infantes yemeníes alcancen el menor nivel de desnutrición que sufrían antes de la guerra.

El Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés) dio a conocer este martes un informe en el que consta que Yemen es el país con mayores índices de inseguridad alimentaria del mundo. 

LEA TAMBIÉN:

Más de 43.000 pacientes han muerto por bloqueo saudita a Yemen

De acuerdo con la organización humanitaria, aún si la guerra impulsada por Arabia Saudí en esa nación terminara inmediatamente, serían necesarias dos décadas para que los infantes yemeníes alcancen el menor nivel de desnutrición que sufrían antes del conflicto bélico, iniciado hace cinco años.

Según el director del IRC en Yemen, Frank McManus, esta coyuntura implica que “a cada niño se le roban las oportunidades que habría tenido, así precisa en el documento, titulado “La guerra destruyó nuestros sueños”.

"La desnutrición no es algo de lo que pueda recuperarse", añadió, y precisó que esto acortará su estatura, limitará sus oportunidades y impactará en la forma en que se desarrollarán. 

A la postre, ese estado generalizado restringirá, además, las posibilidades de desarrollo del país, “muchos de los jóvenes serán menos de lo que podrían haber sido si no hubieran pasado por esto", recalcó.

El informe alerta, además, de que si la agresión no cesa rápido, la situación actual de ese país podría costar a la comunidad internacional unos 29 mil millones de dólares.

En 2018 en ciertas zonas del país más pobre del mundo árabe se declaró la existencia de hambruna. A la fecha, el 80 por ciento de la nación, cuya población total es de 24 millones de habitantes, enfrenta una complicada situación de escasez de alimentos y son los niños quienes más lo sufren, según detalla el informe.

La malnutrición y la hambruna provocadas por la guerra ha cobrado ya la vida de casi 85.000 niños yemeníes entre abril de 2015 y octubre de 2018, según la ONG Save The Children con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además, la ONU ha alertado que cerca de 13 millones de personas en Yemen corren riesgo de morir de hambre, en lo que podría ser la “peor hambruna en 100 años”

El conflicto bélico saudí-yemení comenzó en marzo de 2015, cuando Arabia Saudí y algunos de sus aliados regionales iniciaran la guerra contra este país, un conflicto que ha ocasionado la muerte de más de 100.000 personas, en correspondencia con los datos ofrecidos por el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés), que monitorea la contienda.

Por otro lado, el hecho de que Yemen sea el escenario principal de este conflicto ha significado la destrucción de gran parte de la infraestructura de la nación árabe  y destrozado el sistema de salud, así como el capital humano.

Esto ha dado pie a la propagación de enfermedades infecciosas y mortales, como el cólera y, para pesar de los yemeníes, las organizaciones internacionales y humanitarias no pueden acceder a muchas zonas del país, y escasean los suministros básicos, incluidos los médicos y alimentos,  a causa del criminal bloqueo impuesto sobre Yemen por el régimen de Riad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.