• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Según economistas indígenas, las fracasadas políticas de austeridad del FMI han agudizado la crisis.

Según economistas indígenas, las fracasadas políticas de austeridad del FMI han agudizado la crisis. | Foto: @CONAIE_Ecuador

Publicado 2 noviembre 2019





El ajuste del FMI en Ecuador podría provocar una recesión que afectaría principalmente a los más pobres, pues equivale al 6 por ciento del PIB.

Las comunidades indígenas de Ecuador presentaron Quito un plan alternativo al ajuste que pactó el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el gobierno de Lenín Moreno, esto luego de la suspensión del llamado "paquetazo" de esta institución internacional, conseguida tras una semana de protestas durante los primeros días de octubre.

LEA TAMBIÉN:

Indígenas confirman nueva muerte tras protestas en Ecuador

Los indígenas proponen un grupo de medidas de consolidación fiscal que pudiera aumentar la progresividad del sistema tributario y al mismo tiempo reactivar la economía, en lugar de subir el precio del diésel en más del 100 por ciento y desrregular el mercado de trabajo y el sector financiero, como hizo la administración de Moreno.

Su propuesta incluye la subida del 1,8 por ciento del impuesto sobre la renta aplicada, para los 270 grupos económicos más ricos de Ecuador, además de un nuevo impuesto del 1 por ciento sobre los activos de dichos grupos.


A esto se sumaría, además, un impuesto de 5 por ciento sobre el patrimonio  de los más adinerados. “Estamos siguiendo el principio económico de que quien más tiene, debe pagar más”, declaró el presidente de Ecuarrunari -uno de los grupos indígenas que constituyen el parlamento del país-, Carlos Francisco Suezhanaysacta, al presentar el programa ante un representante del gobierno ecuatoriano en la Conferencia Episcopal de Quito, quien funge como mediador entre los indígenas y el gobierno.

Por otro lado, a pesar de que el plan económico propuesto por el sector indígena respeta los principios de la etnia quechua de sumak kawsay - el “buen vivir”-, los cuales rechazan la extracción de petróleo, el proyecto plantea mantener los subsidios a los combustibles "hasta que se definan criterios de justicia y equidad para la política económica y tributaria”

Una alza tan fuerte del precio de la gasolina desataría graves tensiones inflacionistas en la economía ecuatoriana.

Este programa alternativo tiene fuertes contrastes con el plan de estabilización económica del FMI, ya que enfatiza especialmente en el grave problema de desigualdad que afecta a la sociedad ecuatoriana, donde el 26 por ciento de los niños -de ellos la mayoría son indígenas- sufren desnutrición.

Según uno de los asesores de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Pablo Dávolas, los indígenas y colectivos populares ecuatorianos no aceptarán el decreto del gobierno ni el ajuste del FMI.

Mientras tanto, los técnicos del FMI aseguraron desde Washington hace un par de semanas que el plan de estabilización pactado con el gobierno de Moreno sigue en pie, lo cual será motivo de nuevas protestas por parte de las comunidades originarias, según ha asegurado la líder de la comunidad Otabalo, Blanca Chanosa. “Si no se cumple la eliminación de decretazo las bases de nuestro movimiento responderán”, recalcó.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.