• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soldados de la Fuerza de Acción Rápida de India patrullan las calles de Jammu, Cachemira.

Soldados de la Fuerza de Acción Rápida de India patrullan las calles de Jammu, Cachemira. | Foto: EFE

Publicado 17 agosto 2019

Las escuelas primarias volverán a abrir el lunes próximo y las oficinas gubernamentales también estarán en pleno funcionamiento a partir del día 19.

El gobierno de India levantó este sábado algunas de las restricciones que impuso a a la parte que controla de Cachemira, entre ellas el acceso a Internet y la liberación de la telefonía fija, tras la decisión de revocar a principios de agosto, el estado especial de la región de mayoría musulmana.

LEA TAMBIÉN:

Conflicto en región de Cachemira deja al menos tres muertos

Las escuelas primarias volverán a abrir el lunes próximo y las oficinas gubernamentales estarán en pleno funcionamiento a partir del día 19, pero este sábado estarán disponibles algunos servicios,  señaló un portavoz del gobierno a la agencia Press Trust India (PTI).

La policía de Cachemira en su cuenta de Twitter posteó que las restricciones de movimiento se levantaron en varias partes y “la situación sigue siendo pacífica”.

El administrador Shahid Choudhary indicó que se han desbloqueado algunas prohibiciones en la mayoría de las áreas y que algunas oficinas gubernamentales abrirían este sábado.

"Hoy hemos restablecido algunas centralitas telefónicas y mañana continuaremos con otras más", afirmó el secretario principal del estado de Jammu y Cachemira, Rohit Kansal.

"Como se ha subrayado, se trata de un proceso gradual pero la dirección sin duda es hacia una cierta relajación (de las restricciones)", afirmó.

No obstante, las fuerzas del orden enviadas a la región controlada por India estarán en estado de máxima alerta, un día después de que se registró una protesta en Srinagar, la principal ciudad del territorio, localizado en la zona del Himalaya.

El Gobierno del primer ministro indio Narendra Modi impuso el toque de queda para evitar una reacción violenta, tras reducir la autonomía a esa región predominantemente islámica.

La administración de la región de Cachemira, al sur de la parte más occidental de la cordillera de los Himalayas, fue divida entre India y Pakistán, países que se disputan la soberanía, y por lo cual han librado dos guerras en los últimos 70 años.

Cachemira tenía un estatus especial como estado de la India, pero el Gobierno de Nueva Delhi decidió anular esas prerrogativas para tener un mayor control en aspectos administrativos, políticos y de seguridad.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas realizó ayer una consulta informal sobre la cuestión India-Pakistán y escuchó el informe del secretariado de la organización internacional sobre la situación en Jammu y Cachemira.

También en la sesión, que no tenía previsto hacer ningún pronunciamiento, se conoció el reportedel Grupo de Observadores Militares de Naciones Unidas en India y Pakistán (Unmogip).

En la cita, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, los representantes diplomáticos alertaron sobre el desarrollo de los acontecimientos en Cachemira y pidieron a Pakistán e India a actuar con moderación y evitar decisiones extremas que pusiera en riesgo la estabilidad de la región.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.