• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La situación de la lideresa ha formado parte de los reclamos de los manifestantes contra el golpe.

La situación de la lideresa ha formado parte de los reclamos de los manifestantes contra el golpe. | Foto: EFE

Publicado 12 abril 2021


Blogs



La nueva acusación tuvo lugar horas después de que 80 personas fueran asesinadas en la ciudad de Bago.

La lideresa civil de Myanmar, Aung San Suu Kyi, fue objeto de nuevas denuncias penales, anunció este lunes su abogado, mientras los militares endurecen la represión contra el movimiento prodemocracia.

LEA TAMBIÉN:

Represión en Myanmar deja más de 80 muertos en Bago

Ang San Suu Kyi, de 75 años, no ha sido vista en público desde que fuera detenida en las primeras horas del golpe de Estado del 1 de febrero. Desde entonces, la represión de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes en Myanmar ha ido en aumento y provocado la muerte a más de 700 civiles.

Ang San Suu Kyi "ha sido imputada con seis causas, cinco en (la capital) Naipyidó y una en Rangún", declaró su defensa, indicando que esas denuncias están vinculadas con la legislación sobre la gestión de las catástrofes naturales.

La premio Nobel de la Paz en 1991, ya estaba procesada por otros cargos, incluyendo "incitación al desorden público". También se la acusa de haber recibido sobornos y de haber violado una ley sobre secretos de Estado.

Según el abogado, Suu Kyi, sometida a arresto domiciliario en Napyidó, parece estar en buena salud, pero se ignora si tiene acceso a las informaciones sobre lo que ha ocurrido en Birmania en los dos últimos meses y que han generado gran conmoción internacional.

Por lo pronto, la lideresa solicitó ver a su equipo de defensa en persona, luego de conocer la nueva imputación en su contra que, según se conoció, pudiera estar relacionada con la violación de las restricciones por la Covid-19.

La imputación de Suu Kyi ha llegado en medio de las denuncias sobre un aumento de la represión por parte de la junta militar, incluida la matanza de más de 80 personas durante la jornada del viernes en la ciudad de Bago, situada unos 60 kilómetros al este de Rangún.

La masacre de Bago fue calificada por la Asociación de Ayuda a los Presos Políticos (AAPP) como un "crimen de lesa humanidad" que se cuenta entre los días más sangrientos desde el inicio de las protestas contra el golpe militar.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.