• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
De acuerdo con reportes preliminares del Gobierno, se reportan hasta el momento 11 víctimas mortales, 600 cortes de carreteras y 15 puentes destruidos.

De acuerdo con reportes preliminares del Gobierno, se reportan hasta el momento 11 víctimas mortales, 600 cortes de carreteras y 15 puentes destruidos. | Foto: EFE

Publicado 5 noviembre 2020


Blogs



Este jueves se decretó la evacuación obligatoria de los pobladores del valle de Sula, debido a las fuertes inundaciones.

La depresión tropical Eta provocó este jueves graves daños materiales y víctimas mortales a su paso por Honduras, al tiempo que ha dejado varias inundaciones causadas por la extensa área de precipitaciones que trae asociada.

LEA TAMBIÉN: 

Eta se debilita pero deja fuertes lluvias en Centroamérica

Eta ha dejado hasta el momento al menos 11 muertos y 338.563 damnificados, 2.764 evacuadas y 2.675 albergadas por las lluvias, crecidas, deslaves y derrumbes, según divulgó la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Las víctimas mortales se reportan en los departamentos de Atlántida, Santa Bárbara, Yoro y Cortés, en el Caribe, occidente y norte del país.

De acuerdo con la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos, se reportan 600 cortes en carreteras y la destrucción de 15 puentes. También se han destruido miles de hectáreas de maíz, frijol, arroz y otros cultivos, y hay sensibles daños en la ganadería.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) recordó que esta situación se produce en paralelo a la pandemia de Covid-19, que ya provocó 2.700 muertos y poco más de 99.000 contagios, y pidió a la población que continúe utilizando mascarillas y adopte las medidas preventivas necesarias, en especial si ha de evacuarse.

Llamado de evacuación

Debido a la alta posibilidad de que las aguas continúen subiendo de manera rápida y devastadora, las autoridades del país centroamericano lanzaron un llamado a evacuar en el plazo de dos horas a los pobladores del Valle de Sula (noroeste).

En una comparecencia de prensa, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández pidió a la población de comunidades y municipios del referido valle acatar la evacuación obligatoria en interés de salvar vidas, y alentó a las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, los Bomberos y Copeco a continuar con sus esfuerzos para evitar mayores perjuicios.

Las fuertes lluvias de Eta provocaron el desbordamiento de los caudalosos ríos Ulúa y Chamelecón, cuyas aguas avanzan sin obstáculos en suelos altamente saturados, convirtieron al valle en una gigantesca laguna.

En el caso del Ulúa, su caudal llegó en algunos sectores a sobrepasar los 15 metros. Según el Servicio de Meteorología de la Copeco, ese registro es cuatro metros superior al alcanzado durante las crecidas generadas por el huracán Mitch, que devastó estas regiones entre octubre y noviembre de 1998.

Además de coordinar que diferentes instituciones coloquen sus transportes, botes y otros medios al servicio de los pobladores en medio de la emergencia nacional y la alerta roja decretadas, el Gobierno solicitó a privados que poseen helicópteros que contribuyan a la operación de rescate.

Reportes de prensa precisan que localidades como La Lima, El Progreso y otras cercanas a San Pedro Sula, la segunda ciudad de Honduras, están aisladas por las aguas y desde los techos de las casas muchos pobladores solicitan ayuda, mientras que grupos de socorristas sacan en lanchas a los afectados.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, Tito Livio Moreno, declaró a los medios que trabajan de manera coordinada en la extracción de los pobladores que permanecen en los techos, una operación que requiere de mucha pericia y disciplina, recalcó.

Pronóstico de Eta

En un comunicado emitido en la mañana, la Copeco divulgó que la depresión tropical avanzaba a una velocidad de 13 km/h y tenía vientos máximos de 45 km/h. A esa hora cruzaba el departamento de Francisco Morazán, cerca de Tegucigalpa, y se esperaba que saliera al Golfo de Honduras en la tarde de este jueves.

Los expertos estiman que el evento continuará debilitándose a lo largo del día, aunque sus vientos continuarán provocando lluvias y chubascos intermitentes, dispersos y acompañados de actividad eléctrica.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.