• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El especialista francés, Pascal Cotte, detectó la parte superior de una horquilla en el cabello de la retratada por Da Vinci.

El especialista francés, Pascal Cotte, detectó la parte superior de una horquilla en el cabello de la retratada por Da Vinci. | Foto: RT

Publicado 1 octubre 2020


Blogs



La presencia de carboncillo bajo la pintura sugiere que la Mona Lisa no haya sido pintada por completo a mano alzada.

El ingeniero francés, Pascal Cotte, descubrió nuevos detalles ocultos en la famosa pintura de la Mona Lisa, según información presente este jueves en los medios.

LEA TAMBIÉN:

Conoce los 10 idiomas más hablados en el mundo

La enigmática obra pintada a principios del siglo XVI por el polímata florentino del Renacimiento italiano, Leonardo Da Vinci, todavía no deja de sorprender.

Mediante un proceso de evaluación desarrollado durante 15 años y el método de amplificación de capas (LAM, pos sus siglas en inglés), Cotte ha logrado detectar la presencia de carboncillo a lo largo de la línea del cabello y en una mano de la Mona Lisa.

Lo anterior implica el uso de una técnica conocida como "spolvero", que permite transferir la imagen de un boceto al lienzo utilizando polvo de carbón, lo que sugiere la posibilidad de que la obra no haya sido pintada por completo a mano alzada.

Con la cámara multiespectral que tiene la capacidad de reconocer las luz reflejada en 13 longitudes de onda, el especialista francés también observó la parte superior de una horquilla en el cabello de la retratada por Da Vinci.

Según Cotte este último elemento "no puede pertenecer a un retrato, porque en la ciudad de Florencia esa no era la moda en ese momento...La gente se tenía que vestir de ciertas maneras para denotar su profesión... no es posible para la Mona Lisa tener el cabello así".

El ingeniero considera que la horquilla podría haber correspondido a la imagen de una "mujer irreal, como una diosa", o la Virgen María.

Cotte alega que dos trabajos pudieron haber precedido a la pintura final; y que las marcas de carboncillo revelan que el artista florentino cambió la posición original de la cabeza y de la mano de la Mona Lisa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.