• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Al menos 700 mil electores están convocados para acudir a las mesas electorales de esta pequeña nación de habla portuguesa en África occidental.

Al menos 700 mil electores están convocados para acudir a las mesas electorales de esta pequeña nación de habla portuguesa en África occidental. | Foto: Reuters

Publicado 29 diciembre 2019





La Unión Africana (UA) y la la Comunidad Económica de Estados de África Occidental CEDEAO han confirmado el envío de misiones de observación.


La segundad vuelta de las elecciones presidenciales de Guinea Bissau inició este domingo a las 07:00 hora local (07:00 GMT), con dos ex primeros ministros como contendientes: Domingos Simoes Pereira, jefe del principal partido del país, y el opositor Umaro Sissoko Embalo.

LEA TAMBIÉN:

Guinea Bissau irá a segunda vuelta electoral presidencial


Pereira, del Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc),  y Embalo, candidato del recientemente creado MADEM-15, recibieron en la primera vuelta, efectuada el 24 de noviembre,  40,13 y 27,65 por ciento de los votos, respectivamente.

De 56 años, Pereira fue el primer jefe de Gobierno que tuvo el presidente José Mario Vaz pero fue cesado en 2015. Su promesa para fomentar la educación y la educación le han hecho popular entre los jóvenes. 

Por su parte, Embalo, de 47 años, también fue primer ministro entre 2016-18. Ambos se enfrenta este 29 de diciembre. En la primera ronda de votación, el actual presidente, José Mario Vaz, no pudo pasar a la segunda ronda.

Al menos 700 mil electores están convocados para acudir a las mesas electorales de esta pequeña nación de habla portuguesa en África occidental.

Estas elecciones presidenciales han despertado una gran expectación tanto internamente como fuera del país, ya que están marcadas por una etapa de desencuentros políticos que han condicionado la estabilidad de los sucesivos gobiernos.

Desde que alcanzase su independencia en 1974, tras una intensa lucha contra la dominación colonial, Guinea Bissau ha experimentado episodios de violencia política: una guerra civil entre 1998 y 1999 y varios golpes de Estado que han alterado el funcionamiento del país.

El último golpe de Estado tuvo lugar en abril de 2012, liderado por un grupo de militares encabezados por el general Mamadu True Kuruma, en el contexto de las elecciones presidenciales de ese año.

Guinea-Bissau, una nación de unos 1.5 millones de personas, ha sido azotada desde hace tiempo por pobreza, corrupción y narcotráfico. 

En la década de los 2000 se volvió un punto de tránsito para la cocaína entre Latinoamérica y Europa, con los traficantes aprovechándose de la debilidad de las agencias del orden.

Con el fin de garantizar el orden del país durante las elecciones, alrededor de 6.500 agentes de defensa y seguridad ya están movilizados. 

Alrededor de 200 observadores de la Unión Africana, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, la CEDEAO y Estados Unidos, y 422 observadores de la sociedad civil seguirán muy de cerca el proceso de votación.

La Unión Africana (UA) y la la Comunidad Económica de Estados de África Occidental CEDEAO han confirmado el envío de misiones de observación electoral para supervisar el proceso.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.