• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tras esta segunda muerte, el servicio de vigilancia de fronteras de EE.UU. dijo que comenzará a hacer controles médicos a los niños bajo su custodia.

Tras esta segunda muerte, el servicio de vigilancia de fronteras de EE.UU. dijo que comenzará a hacer controles médicos a los niños bajo su custodia. | Foto: EFE (Foto referencial)

Publicado 26 diciembre 2018

La muerte de este menor migrante es la segunda registrada en custodia de EE.UU., por lo que las autoridades guatemaltecas y defensores de los DD.HH. exigen una investigación clara. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala exigió a la administración de los Estados Unidos (EE.UU.) que inicie de manera formal una investigación por la muerte de un segundo infante de los migrantes de centroamérica que se encuentran bajo custodia de la seguridad estadounidense. 

“El Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, solicitará una investigación clara y resguardando el debido proceso sobre este caso a las autoridades estadounidenses”, destacó la cancillería guatemalteca. 

A través de un boletín el Servicio de Vigilancia de Fronteras de EE.UU. (CBP) informó sobre el fallecimiento de un niño de ocho años, quien murió luego de la medianoche del 25 de diciembre.

“Un niño de ocho años de nacionalidad guatemalteca que había sido detenido por el servicio de vigilancia de fronteras de Estados Unidos murió poco después de la medianoche, el 25 de diciembre, en el Centro Médico regional de Gerald Champion, en Alamogordo, Nuevo México”, dice el informe. 

El menor de edad fue trasladado al Centro Médico Regional de Gerald Champion, ubicado en Alamogordo, Nuevo México, donde falleció. 

“La causa de la muerte está en investigación y se han solicitado los informes médicos que se practiquen para esclarecer la causa de la muerte del menor”, exhortó la administración guatemalteca. 

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, el niño presentó síntomas de resfrío por lo que fue llevado al centro médico para que recibiera los primeros auxilios de rigor. 

“El niño fue mantenido en observación durante 90 minutos y después dado de alta del hospital a mitad de la tarde del 24 de diciembre con una prescripción de amoxilina y de ibuprofeno”, explican. 

Por su parte, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles calificó lo sucedido como una tragedia espantosa y advirtió que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) debe rendir cuentas y dejar de detener niños. 

>> Exigen respuestas por muerte de niña migrante en EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.