• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Tras la sentencia, varias mujeres achí se congregaron en la Plaza de Derechos Humanos para celebrar la decisión.

Tras la sentencia, varias mujeres achí se congregaron en la Plaza de Derechos Humanos para celebrar la decisión. | Foto: @AchiMujeres

Publicado 25 enero 2022 (Hace 2 horas 46 minutos)



Blogs


Muchas de las afectadas ya habían quedado viudas o perdieron a sus familiares por desaparición forzada.

El Tribunal de Mayor Riesgo A de Guatemala sentenció el lunes a cinco expatrulleros de autodefensa civil por los delitos de violación sexual y esclavitud contra 36 mujeres indígenas achí, condenándolos a 30 años de prisión.

LEA TAMBIÉN:

Comunidades de Guatemala acuerdan superar conflicto histórico

El caso Mujeres Achí planteaba las violaciones sufridas por estas mujeres entre 1981 y 1985, durante el conflicto armado interno, por los antiguos miembros de las llamadas Patrullas de Autodefensa Civil (PAC).

De acuerdo con la sentencia, “los juzgadores consideramos que en el caso de las mujeres achí fueron sometidas a violaciones sistematizadas y a esclavitud doméstica. Por un lado eran violentadas sexualmente y por otro lado no tenían ningún tipo de apoyo psicosocial ya que fueron señaladas por la misma comunidad”.

Las afectadas tenían entre 12 y 53 años de edad, y muchas ya habían quedado viudas o sus padres, hijos y hermanos fueron ejecutados de forma extrajudicial o habían sido víctimas de desaparición forzada.

Los sentenciados a 30 años son Benvenuto Ruiz Aquino, Bernardo Ruiz Aquino, Damián Cuxun Alvarado y Francisco Cuxum Alvarado, por deberes de lesa humanidad; mientras que Gabriel Cuxum Alvarado, recibió una condena de 40 años por deberes de lesa humanidad, supresión y alteración del Estado Civil y uso público de nombre supuesto.

Las audiencias iniciaron a principios de enero, en las que se escucharos los testimonios de las diferentes partes y de los peritos, quienes explicaron el uso de la violencia sexual como método de guerra y no como botín de guerra.

La abogada Lucía Xiloj indicó que los testimonios sobre violencia sexual sucedieron uno detrás del otro. Al inicio se presentó una denuncia de 11 víctimas, en 2011, y luego se sumaron otras hasta llegar al total de 36.

Según las declaraciones, cuatro de las víctimas eran menores de edad y solo cinco sabían leer y escribir, mientras que al menos 33 de las mujeres achí vivían en situación de pobreza.

“Vimos el mismo patrón, primero empezó la violencia sexual en las casas de las mujeres entre 1980 y 1981 y luego la modalidad cambia a llevarlas al destacamento militar y después en la misma aldea modelo”, dijo Xiloj durante el juicio.

Por su parte, la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) define a las PAC como grupos civiles formados a inicios de los años 80 como grupo coercitivo del Ejército que buscaba “aislar al movimiento guerrillero y controlar las comunidades”.

Tras la sentencia, varias mujeres achí se congregaron en la Plaza de Derechos Humanos para celebrar la decisión. 

"La verdad de las mujeres fue escuchada. Los culpables fueron condenados 30 años de prisión por los delitos de deberes de humanidad en su forma de violencia sexual", resaltó la organización de Mujeres Achí en la red social Twitter.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.