• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La pandemia ha provocado la pérdida de millones de puestos de trabajo y el deterioro de las condiciones laborales de los que permanecen en funcionamiento.

La pandemia ha provocado la pérdida de millones de puestos de trabajo y el deterioro de las condiciones laborales de los que permanecen en funcionamiento. | Foto: EFE

Publicado 15 julio 2020


Blogs



La medida prevé la posibilidad de que la recontratación se realice por un salario menor al anterior.

El Gobierno de Brasil publicó, este martes en una edición extra del Boletín Oficial de la Unión, una ordenanza que permite a las empresas volver a contratar en menos de 90 días a los empleados despedidos sin causa justificada.

LEA TAMBIÉN:

Más de 500 indígenas brasileños han fallecido por la Covid-19

La regla se aplicará mientras dure el estado de calamidad, decretado como resultado de la pandemia del nuevo coronavirus y que se espera que esté en vigor hasta el 31 de diciembre. De acuerdo con la ordenanza, la recontratación debe obedecer los mismos términos del contrato anterior.

Pero el texto hace una reserva. Dice que la recontratación también puede producirse en "condiciones diferentes" al contrato de trabajo original, siempre que exista esta disposición en "instrumento derivado de la negociación colectiva".

Con la ordenanza se elimina temporalmente la norma del antiguo Ministerio de Trabajo, que establece que en un proceso de despido sin causa justificada, la empresa debe esperar 90 días para readmitir o recontratar al trabajador.

La medida prevé la posibilidad de que la recontratación se realice por un salario menor al anterior.

La reducción salarial dependerá de la negociación colectiva al respecto. Con esto, si hay una negociación colectiva para reducir el salario, la empresa puede volver a contratar con un salario más bajo.

El Gobierno informó que, a través de la Subsecretaría de Inspección Laboral del Ministerio de Economía, se realizará "una inspección ostensiva para investigar las posibilidades de fraude, que debe ser penalizado por la ley, cuando se pruebe”.

Entre marzo y mayo de este año, las cifras oficiales indican que se cesaron varios millones de puestos de trabajo formales.

La pandemia llevó a los gobiernos estadales a adoptar medidas de restricción y aislamiento social para reducir la velocidad de avance de la enfermedad, lo que provocó la suspensión de servicios considerados no esenciales, el cierre de gran parte del comercio y también de las fábricas.

Estas medidas se han relajado en las últimas semanas en el país, aunque el Brasil sigue teniendo un alto número de casos y muertes por el coronavirus.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.